miércoles, 12 de abril de 2017

Tasmania, principal productor de amapola y opio del mundo


La isla de Tasmania, estado australiano con una superficie de 68,000 kilómetros cuadrados y 500,000 habitantes, es uno de los principales productores de amapola del mundo.
La amapola, una planta domesticada hace más de cinco mil años, es cultivada para extraer diversos productos, pero tradicionalmente se la utilizó para la obtención de opío, una sustancia con numerosas propiedades terapéuticas que fue un medicamento principal en muchas sociedades europeas, asiáticas y africanas. 
Desde mediados el siglo XIX el opio ha servido como materia prima para la sintetizar varios alcaloides que forman parte de su composición natural, como la morfina, la codeína y la tebaína.             
La producción, comercialización y consumo de opio fueron prohibidas en los EEUU en 1910. Desde entonces esta prohibición se extendió a la mayor parte de los países del mundo.
A pesar de ello, y a instancias de las compañías farmacéuticas transnacionales, el gobierno de Tasmania decidió estimular su cultivo.
Se calcula que hay aproximadamente 1,000 agricultores tasmanos contratados para cultivar amapolas en algo más de 25,000 hectáreas. Las amapolas se cultivan en ciclos de rotación de tres años, generalmente alternadas con otros cultivos y cría de ganado. 
El control de la producción de amapola es estricto y los intereses son millonarios. Por esa razáon los gobiernos y las compañías farmaceúticas han apoyado en Tasmania un cultivo que combaten en otras partes del  undo.

D.A, de Crónicas de la Peripecia Humana, Piriguazú Ediciones.


No hay comentarios: