martes, 16 de enero de 2018

Algo de geografía humana

Tuaregs, bereberes y beduinos.

Son expresiones culturales que se utilizan para denominar pueblos que habitan el norte de África y las zonas áridas del Medio Oriente en general.
En los próximos párrafos procuraré describir sus principales características y diferencias.
Los tuaregs son, al igual que los beduinos, pueblos nómades que habitan en norte de Africa y extensas regiones del Sahara.  Hablan lenguas bereberes (tamashaq y otras), que desde el punto de vista lingüístico son clasificados como hamíticas.  Las lenguas tuaregs se escriben tradicionalmente con un alfabeto propio, el tifinag.
Los bereberes son pueblos, también considerados lingüísticamente hamíticos, que habitan en el norte de Africa desde tiempos muy antiguos que hablan sus propias lenguas y dialectos. Habitan zonas rurales y urbanas en los estados norafricanos (Marruecos, Argelia, Túnez y Libia). En algunas zonas de Argelia  y Marruecos constituyen la mayoría de la población, como en el Rif marroquí y la Cabilia argelina. Su lengua es el amazigh, que también es una lengua hamííica, y tiene cierto parentesco con las lenguas tuaregs.  Ciertos movimientos nacionalistas bereberes también han reivindicado el uso del alfabeto tifinag
Los beduinos son un grupo de pueblos nómadas que hablan árabe y que históricamente han habitado las regiones áridas de la península arábiga,  norte de África, la Península Arábiga, Irak y el Levante.  Desde el punto de vista lingüístico se les considera “semíticos”, al igual que otros pueblos árabe- parlantes, los hebreos, los arameos, los siriacos  y los  antiguos fenicios entre otros. Es de hacer notar que los judíos askenazi y sefardíes no son históricamente semitas, puesto que los primeros hablan yidish, lengua germano-eslava,  y los segundos el ladino o judeo-español, puesto, que es una lengua romance).  Si bien los askenazis y serardíes que migraron a Israel aprendieron hebreo, sus raíces lingüísticas no son semíticas-
La palabra beduino proviene del árabe badawī, que significa "morador del desierto" y tradicionalmente se contrasta con ḥāḍir, el término para las personas sedentarias. l territorio beduino se extiende desde los vastos desiertos del norte de África hasta las rocosas arenas del Medio Oriente.] Tradicionalmente se dividen en tribus o clanes (conocidos en árabe como 'ašā'ir; عشائر) y comparten una cultura común de pastoreo de camellos y cabras.
Los beduinos han sido mencionados por varios nombres a lo largo de la historia, incluidos Qedarites en el Antiguo Testamento y Arabaa por los asirios (ar-ba-a-a es un nisba del
sustantivo árabe, un nombre que aún se usa para los beduinos en la actualidad). Se los conoce

Mientras que muchos beduinos han abandonado sus tradiciones nómadas y tribales para un estilo de vida urbano moderno, muchos conservan la cultura beduina tradicional como la retención de la estructura tradicional del clan'ašā'ir, música tradicional, poesía, bailes (como "saas") y muchas otras prácticas culturales y conceptos. Los beduinos urbanizados a menudo organizan festivales culturales, generalmente celebrados varias veces al año, en los que se reúnen con otros beduinos para participar y aprender sobre diversas tradiciones beduinas, desde la recitación de poesía y danzas tradicionales, instrumentos tradicionales e incluso clases tradicionales de enseñanza.-

sábado, 13 de enero de 2018


Fragmento del capítulo 5 de la novela histórica "De todas partes vienen"

Montevideo, año 1806
Era un momento de solaz para los más de 2000 negros esclavos que había en la ciudad. También era una oportunidad de juntarse para revivir antiguas ceremonias africanas, en particular de Congo, Angola y Mozambique, que eran los lugares de proveniencia de la mayor parte de los esclavos de la ciudad.
Jacinta, que se había criado en Río de Janeiro, y por tanto tenía una experiencia en candomblés cariocas, procuraba no faltar a ninguna de las sesiones de tangos que se organizaban en las afueras de la ciudad en los últimos días de diciembre y primera semana del mes de enero.
Los negros de Montevideo hablaban una especie de jeringoza, un “creole” propio que era una mezcla de español, portugués y varios idiomas africanos, sobre todo del Congo y Angola.  Se le llamaba “bozal”. 
En Río tenían un “bozal” diferente, porque al portugués y al vocabulario y modismos africanos, se agregaban expresiones  y formas gramaticales de la “lingua geral”, proveniente  del idioma tupinambá.
Jacinta hablaba este dialecto carioca y necesitó adaptarse al bozal montevideano. Lo hizo muy rápido. 
En poco tiempo, Jacinta se incorporó de hecho y de derecho a los tangos de extramuros e incluso fue una “mama vieja”, o “mae de santo” como decían en Río, del candomblé montevideano que más tarde se denominaría “candombe”.
Por el año 1806, al cabo de varios años de estadía de la familia Fontoura en Montevideo, la situación política se complicó considerablemente en la ciudad.
Un mediodía de fines del mes de junio de ese año, llegaron mensajeros de Buenos Aires con la noticia que dicha ciudad había sido tomada por una flota inglesa. 
Ya hacía unas tres semanas que se había visto navíos ingleses frente a Montevideo, aparentemente con rumbo a Buenos Aires. Tripulantes de un buque español habían podido divisar varias embarcaciones británicas que se dirigían al oeste. Por esa razón, la noticia no fue una total sorpresa, pero de todos modos implicaría un profundo  cambio en la vida de todos los montevideanos.

Desde el momento que se supo que Buenos Aires había caído en poder de los ingleses, los españoles de Montevideo y algunos otros que llegaron de Buenos Aires comandados por el capitán Santiago de Liniers, se organizaron con el fin de reconquistar la capital virreinal.
Finalmente, la misión se cumplió. Las fuerzas lideradas por Liniers,  compuestas de 23 navíos y 10,000 hombres, lograron la victoria. 
Luego de varios días de combates, se forzó la rendición de los invasores ingleses el 20 de agosto de ese mismo año.
La retirada inglesa de Buenos Aires habría de tener consecuencias dramáticas para la propia ciudad de Montevideo.
Unos meses después, en la madrugada del 5 de enero de 1807, se divisó a la distancia la silueta de varios barcos ingleses que parecían volver por una revancha. En los hechos se pudo comprobar que así era. Un mes después, el 2 de febrero de 1807, se produjo el desembarco.
Los marinos ingleses bajaron a tierra a unas dos leguas de la ciudad para continuar avanzando hacia las gruesas murallas de la plaza fuerte.
(continúa)
"De todas partes vienen", D.Antón, Piriguazú Ediciones

Fragmento del libro Acuíferos de América Latina

4.1 El Sistema Acuífero Toba (Chaqueño)

El Sistema Acuífero Toba (S.A.T.), también conocido como Sistema Yrendá o del Chaco Tarijeño es un enorme acuífero que se extiende a lo largo de la llanura chaqueña,  desde el piedemonte occidental de la cordillera de los Andes hasta los valles fluviales del sistema fluvial del Paraná y del Paraguay.
La región chaqueña es una extensa planicie subtropical  ubicada en el centro del continente sudamericano. Desde el punto de vista geomorfológico el Chaco se conecta con la llanura amazónica al norte, y la llanura pampeana al sur.
Como resultado de las bajísimas pendientes, el drenaje superficial es lento, con formación de esteros y lagunas salobres.
Los acuíferos chaqueños se recargan en el Chaco Occidental, a lo largo del margen andino, particularmente en los cauces y abanicos aluviales y cauces de los cursos de agua que bajan de las cuencas cordilleranas.
También hay recarga en el Chaco Central, a través de las llanuras aluviales de los cursos de agua mayores (ríos Pilcomayo, Bermejo y Salado) y en el Chaco Oriental, más lluvioso, en ciertas zonas deprimidas y lechos fluviales.
El principal sistema hidrogeológico de la región chaqueña, ubicado en la mitad occidental, ha recibido el nombre de Acuífero Toba (denominación propuesta por el geólogo argentino Ramón Vargas). 
Se trata de un complejo hidrogeológico de pie de monte sub-andino extendiéndose a las llanuras contiguas. Ocupa un área de 200,000 km2. El límite oriental fue definido en los altos estructurales de Charata (Altos de Charata en Argentina) y de Patiño (subsuelo de los Esteros de Patiño en Paraguay).
Si se considera toda la cuenca hidrográfica que contribuye sus aguas al sistema (áreas de aporte superficial) y los sectores de llanura que se extienden hasta el río Paraguay, la superficie del sistema aumenta a unos 750,000 km2.
Desde el punto de vista hidrogeológico el S.A.T. está constituido por un complejo de conos de deyección y formaciones aluviales antiguas y actuales, intercalados y parcialmente superpuestos, compuestos de materiales detríticos groseros (arenas, gravas, cantos rodados) y algunos lentes de granulometría más fina. Estos sedimentos fueron depositados por los tributarios y cauces principales de los grandes ríos que descienden de la región andina: el Pilcomayo, el Bermejo y el Salado. Las formaciones más recientes (Holocenas) incluyen acumulaciones de gravas, arenas, limos y arcillas con un espesor de 20 a 200 metros.
Por debajo de estos depósitos se encuentra la formación Chaco Superior (Terciario y Pleistoceno) compuesta de areniscas, limolitas arenosas y arcilitas que pueden alcanzar un espesor de 3,500 metros.
El Sistema Acuífero Toba es complejo y está compuesto por lentes de agua salada y dulce que varían horizontal y verticalmente. 
Las zonas de recarga están localizadas a la salida de los cursos de agua que descienden de las sierras subandinas y andinas y coinciden con los depósitos sedimentarios más groseros (gravas, arenas). Hacia el este los acuíferos pasan de libres a confinados, aumentando los lentes de agua salobre o salada.
Al este de los altos estructurales de Charata y Patiño, ubicados a unos 400 km del pie de monte cordillerano, existe un flujo ascendente que permite la aparición de zonas de descarga que generalmente asumen la forma de esteros. 
García R. F., 19981  definió seis complejos acuíferos en el macro-sistema, el Acuífero Toba- Yrenda propiamente dicho, el Complejo Acuífero Complejo Acuífero Pilcomayo, el Complejo Acuífero Tonono- El Chirete, el Complejo Acuífero Bermejo, el Complejo Acuífero Lomas de Olmedo y el Complejo Acuífero Terciario Subandino.
Según Fuertes, A.2  el Complejo Acuífero Bermejo está contenido en una cobertura cuaternaria de arenas, llimos, gravas y arcillas con potencia variable entre 190 y 30 metros disminuyendo de espesor de oeste a este. La dirección de flujo es hacia el sudeste y nornoreste, con fuerte influencia del río Bermejo. El agua presenta, en general, buena calidad con frecuentes valores inferiores a 1/oo, aunque existen zonas de mayor salinidad (hasta 20/ oo).
El Complejo Acuífero Terciario Subandino, de extensión regional, está contenido en la formación Chaco Inferior con fuertes variaciones de sus características hidrogeológicas (Fuertes, A., 2004)3 . La reserva de agua de calidad buena a aceptable es de 4.45 x 1010 m3.
Desde el punto de vista hidroquímico hay tres grupos de agua: bicarbonatada sódica, sulfatada sódica y clorurada sódica.
Debido a su accesibilidad,  escasa profundidad, localización en áreas agrícolas o urbanas y aceptable calidad de sus aguas, el acuífero es utilizado intensamente en las provincias de Salta, Jujuy, Formosa, Chaco y Santiago del Estero en Argentina, así como en la región occidental del Paraguay y al este del departamento de Tarija en Bolivia.
Directa o indirectamente hay varios cientos de miles de personas y muchas comunidades que dependen de este Sistema, cuyo aprovechamiento racional se hará  necesario para  asegurar la sostenibilidad del recurso en el futuro.

Referencias
 1 García, R.F., 1998; Hidrogeología del Chaco Boreal Salteño- Tesis Doctoral. Facultad de Ciencias Naturales- Universidad Nacional de Salta (inédito)
 2 Fuertes, Alfredo, 2004; Programa marco para la gestión sostenible de los recursos hídricos de la Cuenca del Plata en relación con los efectos hidrogeológicos de la variabilidad y el cambio climático; Caso de Estudio UNESCO/OEA/ISARM; Sistema Acuífero Yrendá-Toba-Tarijeño; Area Argentina.
 3 Fuertes, Alfredo, 2004; Programa marco para la gestión sostenible de los recursos hídricos de la Cuenca del Plata en relación con los efectos hidrogeológicos de la variabilidad y el cambio climático; Caso de Estudio UNESCO/OEA/ISARM; Sistema Acuífero Yrendá-Toba-Tarijeño; Area Argentina.

Fragmento del libro Acuíferos de América Latina, D.Antón, Piriguazú Ediciones

viernes, 12 de enero de 2018


Año nuevo bereber: reivindicando las culturas nativas del norte de Africa


Durante siglos la cultura bereber del norte de Africa fue discriminada y dejada de lado pór los sucesivos imperialismos políticos, económicos, culturales y religiosos. Primero fueron los fenicios, luego los romanos, después los árabes, que impusieron su idioma y religión, luego los otomanos y más recientemente las potencias coloniales europeas.

Ahora el mundo bereber continúa colonizado por la mayoría que habla árabe pero gradualmente está recuperando la iniciativa y festejando con entusiasmo sus fiestas tradicionales milenarias..
Los bereberes en el norte de África anuncian el Año Nuevo Amazigh, con festividades que muestran comida tradicional, música y baile planificados en toda la región.
El viernes marca el primer día del año 2968 para los habitantes indígenas del norte de África, que también son conocidos como amazigh.
El año nuevo amazigh, o Yennayer, como se lo llama localmente, es el primer día del calendario agrícola utilizado por los bereberes durante milenios.
Ahmed Assid, un activista amazigh, le dijo a Al Jazeera que el evento tiene una "connotación histórica importante" para los bereberes: "Se remonta a la antigüedad cuando el rey amazigh Shoshenq I fue entronizado en Egipto, después de derrotar a Ramsés III".
En Marruecos, donde Yennayer es celebrado por las comunidades árabes y bereberes, algunos árabes se refieren al evento como "Aam Alfilahi" o "Haguza", que significa el "año agrario".
Los bereberes, por otro lado, se refieren al evento como "Id Suggas", que significa la "noche del año".
Los norteafricanos celebran la ocasión con actividades como espectáculos de baile amazigh llamados "Ahwach" y "Ahidous".
Las celebraciones también presentan actuaciones de artistas bereberes, junto con actividades educativas.
Para conmemorar la ocasión, los bereberes preparan platos tradicionales, como la tagola, una comida compuesta de granos de maíz mezclados con manteca, acompañada de ghee y con la semilla de una fecha escondida en el interior.
"Se cree que la persona que encuentra la semilla de la fecha dentro de la placa de la tagola es bendecida durante todo el año", dijo Hafida Id Abbou, una amazigh marroquí que celebra cada año.
Otro plato, conocido como orkimen, se elabora con trigo y habas secas. Se sirve como una sopa.
Al igual que con la mayoría de las comidas del norte de África, el cuscús también se sirve.
Muchos marroquíes creen que, dadas las profundas raíces bereberes del país, Yennayer debería ser un día feriado nacional.
La vecina Argelia, que también tiene una gran población bereber, ya declaró el 12 de enero como día feriado nacional, y los activistas amazigh en Marruecos quieren que su gobierno haga lo mismo.
A fines de diciembre, varios grupos amazigh firmaron un memorándum dirigido al primer ministro marroquí, Saad Eddine el-Othmani, instándolo a declarar el día feriado nacional en Marruecos.

Funcionarios del gobierno dijeron que el contenido del memorándum estaba en estudio..
Fragmento del Capítulo 4  "Sangre y coraje" de la novela histórica "De todas partes vienen"

En 1815 la toldería goanoá de Isat-Astaut acampó a orillas del río Uruguay cerca de la Villa de la Purificación donde se sabía había establecido Artigas su cuartel general. Los guanoás se sentían seguros bajo la protección de su amigo José Artigas.
“Pueden venir por aquí” dijo en guaraní el soldado del ejército federal artiguista a una decena de líderes guaraníes, guanoás y charrúas que esperaban a orillas del río Uruguay justo en la zona que se solía llamar “hervidero” por las burbujas que se formaban en las rápidas del río.
El General los espera” continuó el hombre.
En la comitiva había cuatro charrúas, cinco guanoás y un cacique bohán, que era tal vez el representante de la única comunidad bohán sobreviviente en esa época.
Isa-istaut se destacaba por su presencia, “el indio negro” lo llamaban. En esa época Isat-astaut estaba curtido por años de trabajos y lucha, tanto en su período de esclavitud como en los años de pertenencia a la toldería guanoá.
Tenía tatuajes en la cara, tres rayas rojas en la frente y el pelo crecido y ensortijado, con una gran pluma de águila incrustada en la cabellera.
Todos los caciques se expresaban fluidamente en guaraní que desde hacía tiempo era la “lingua franca” en el valle del Uruguay. También Isa-istaut lo hablaba. En su estadía en el contiinente americano había aprendido a hablar no sólo el idioma guanoá, sino también la “lingua geral”, que era el dialecto guaraní hablado en Brasil y la campaña oriental, el portugués, que ya conocía desde Angola, y en los últimos años el español.
En pocos minutos recorrieron la distancia que los separaba del rancho grande de barro y paja que oficiaba de cuartel general de la Liga Federal.  En la habitación había unos pocos bancos, dos  o tres cabezas de vaca y una mesa desvencijada. José Artigas como era su costumbre estaba sentado en uno de los cráneos vacunos.
El Jefe levantó la cabeza al sentir acercarse a los invitados y cuando éstos hubieron llegado se puso de pie.  Se saludaron al estilo guanoá y charrúa poniéndose la mano en el pecho. En ese momento los oficiales y ayudantes presentes  pudieron notar que a todos los caciques les faltaban dedos en las manos. También a Isa-istaut que se había amputado un dedo cuando los españoles se llevaron su mujer e hijos.
Algunos caciques se sentaron. El resto permaneció de pie.
Escrutando el sitio donde estaba Isa-istaut notó que atrás del jefe, ocupándose de ordenar unos papeles, estaba su paisano, el ovimbundo “Ansina”.
Habló el General:
 “Hermanos, este es el momento de defender nuestras familias y la tierra en que vivimos.  Los imperios nos han esclavizado mucho tiempo.  Contamos con  ustedes que son los verdaderos hijos del país. No disponemos de muchas armas pero les facilitaremos algunas dentro de nuestras posibilidades y un mínimo razonable de municiones. Ahora nuestra gente les dará de comer, tabaco y yerba para que se sientan a gusto. Vayan con Dios y los espíritus”.
Se dirigió a un ayudante, “déle de comer a los hermanos”. Se levantó y se retiró.
(continúa)

miércoles, 10 de enero de 2018


La utopía marxista

Carlos Marx utilizó en gran medida los desarrollos filosóficos 
que lo precedieron.
En particular dedicó años al estudio de la organización social de los indios de América (tal como está señalado en el trabajo de Engels, “El origen de la familia, la propiedad privada y el estado”). En este trabajo se toma como base los estudios de Lewis Henry Morgan “Ancient Society, or Researches in the Lines of Human Progress from Savagery through Barbarism to Civilization” basado en un trabajo anterior sobre la Liga de los Iroqueses escrito como resultado de sus experiencias en las comunidades Seneca43  del estado de Nueva York. Dicho trabajo fue escrito conjuntamente con un joven iroqués seneca de nombre Hasanoasda (cuyo nombre inglés era Ely Parker) quien proporcionó gran parte de la información y su propio punto de vista.
Los trabajos de Marx en este tema quedaron inconclusos debido a su muerte. El propio Engels señala en su prefacio a la edición de 188444 : “Las siguientes páginas vienen a ser, en cierto sentido, la ejecución de un testamento. Carlos Marx se disponía a exponer personalmente los resultados de las investigaciones de Morgan...” y luego señalaba: “El gran mérito de Morgan consiste en haber encontrado en las uniones gentilicias de los indios norteamericanos la clave para descifrar importantísimos enigmas, no resueltos aún de la historia antigua de Grecia, Roma y Alemania.”. Al comenzar “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”, Engels continúa: “Morgan fue el primero que con conocimiento de causa trató de introducir un orden preciso en la prehistoria de la humanidad, y su clasificación permanecerá sin duda en vigor hasta que una riqueza de datos mucho más considerable no obligue a modificarla.”
El enfoque de Engels divide la evolución del género humano en tres estadios:
1) el salvajismo
En su primer momento (estadio inferior) los seres humanos todavía no había culminado su evolución como especie, en esta época se alimentaban de frutos, nueces y raíces y no utilizaban el fuego. En un segundo momento aprendieron a usar el fuego y se incorporó el pescado en la dieta alimenticia. De acuerdo a Engels, no hubo pueblos exclusivamente cazadores debido al carácter problemático de esta fuente de alimentación. El estadio superior del salvajismo comienza con la invención del arco y la flecha que permite depender mucho más de la caza. La época de la barbarie comenzó con la introducción de la alfarería y la domesticación de plantas y animales. Siempre de acuerdo a Engels, “el continente oriental, el llamado mundo antiguo, poseía casi todos los animales domesticables y todos los cereales propios para el cultivo,menos uno; el continente occidental, América, no tenia más mamiferos domesticables que la llama, y aún asi, nada más que en una parte del Sur, y uno solo de los cereales cultivables, pero el mejor, el maiz.”.  Los estadios medio y superior de la barbarie se corresponden con un aumento de la complejidad social y tecnológica. El estadio superior fue el “período en que todos los pueblos civilizados pasan su época heroica: la edad de la espada de hierro, pero también del arado y del hacha de hierro. Al poner este metal a su servicio, el hombre se hizo dueño de la última y más importante de las materias primas que representaron en la historia un papel revolucionario, la última sin contar la patata. El hierro hizo posible la agricultura en grandes áreas, el desmonte de las más extensas comarcas selváticas”
La culminación de la barbarie es la civilización. Con el aumento de la producción aparecen las ciudades incrementándose la división del trabajo, aparecen oficios diferenciados de la agricultura, aumenta la producción y la productividad del trabajo, y simultáneamente el valor de la fuerza de trabajo del hombre. Esto dió nacimiento a un sistema “civilizado” en donde los “auxiliares” del trabajo “cedieron” su lugar a los esclavos apareciendo al mismo tiempo y gradualmente la producción mercantil y las redes de comercio asociadas. “La diferencia entre ricos y pobres se sumó a la existente entre libres y esclavos; de la nueva división del trabajo resultó una nueva escisión de la sociedad de clases... se puso fin al trabajo en común de la tierra... El suelo cultivable se distribuyó entre las familias particulares; al principio de un modo temporal, y más tarde para siempre; el paso a la propiedad privada completa se realizó poco a poco...”. “Junto a la riqueza en mercancías y en esclavos, junto a la fortuna en dinero, apareció también la riqueza territorial.”  Estas riquezas pasaron a ser hereditarias, y con el tiempo, todas ellas susceptibles de ser enajenadas (hipotecadas, vendidas).
El enfoque de Engels es claramente evolutivo: las sociedades “avanzan” naturalmente desde niveles “salvajes” a niveles “bárbaros”, culminando en las “civilizaciones”. Desde cierto punto de vista esta evolución es evaluada en forma negativa. Dice Engels: “Cada progreso en la producción es al mismo tiempo un retroceso en la situación de la clase oprimida, es decir, de la inmensa mayoría. Cada beneficio para unos es por necesidad un perjuicio para otros; cada grado de emancipación conseguido por una clase es un nuevo elemento de opresión para la otra.” Pero al mismo tiempo es planteada como el inevitable desarrollo de un proceso histórico ineluctable que solo puede ser resuelto a través del avance hacia un estadio superior. Ese estadio es definido por Engels a través de una cita del propio Morgan:
“La democracia en la administración, la fraternidad en la sociedad, la igualdad de derechos y la instrucción general, harán vislumbrar la próxima etapa superior de la sociedad, a la cual tienden constantemente la experiencia, la ciencia y el entendimiento. Será una reviviscencia de la libertad, la igualdad y la fraternidad de las antiguas gens, pero bajo una forma superior? (Morgan, La Sociedad Antigua, pag. 552).”
Como pie de página, de lo anteriormente transcripto es de hacer notar que cuando Engels se refiere al maiz lo evalúa como el mejor cereal y a la patata, la última materia prima revolucionaria después del hierro, reconociendo el rol impresionante de los conocimientos agrícolas americanos en el desarrollo del mundo contemporáneo.
Reproducido del libro "Amerrique, los Huérfanos del Paraíso", D.Antón, Piriguazú Ediciones.

4.4 El Sistema Acuífero Litoral del Uruguay
(tambièn conocido como Acuìfero Mercedes o Cretàcico Superior)  

El Sistema Acuífero Litoral (S.A.L.) es el más importante del valle medio e inferior del río Uruguay extendiéndose por más de 40,000 km2 en ambas bandas de este curso fluvial, aproximadamente la mitad en territorio uruguayo y la otra mitad en territorio argentino.
En Uruguay, esta cuenca sedimentaria cubre más de 20,000 km2 , sobre todo en los departamentos de Paysandú, Río Negro, Soriano y Colonia, pero también, en  menor grado, en los departamentos de Salto, Flores, Durazno y Florida.
El reservorio hídrico subterráneo está contenido en varias formaciones porosas detríticas (arenosas, conglomerádicas, areno-arcillosas) de edad Cretácica Superior (tal vez los niveles superiores sean del Terciario Inferior; Ford, 1988),  con un espesor que llega a más de 200 metros hacia el centro de la cuenca.
En la banda oriental del río se han definido tres formaciones constituyentes que han sido agrupadas en el Grupo Paysandú. La unidad más antigua es la formación Guichón (areniscas arcillosas) con permeabilidad baja a media, recubierta por la formación Mercedes (conglomerados, areniscas) de elevada permeabilidad, y en su parte superior la formación Asencio (areniscas, areniscas arcillosas, areniscas ferruginosas) de permeabilidad media a baja. Del  lado argentino estas formaciones han sido agrupadas en una sola unidad denominada Puerto Yeruá.
En Uruguay, el Grupo Paysandú reposa sobre las coladas basálticas de Arapey y hacia el oeste está cubiertos por las areniscas limosas de la formación Fray Bentos (del Terciario Medio, y que recibe el mismo nombre en Argentina), y en las adyacencias del río Uruguay por los depósitos fluviales de la formación Salto (Formación  Ituzaingó en Argentina).
El acuífero es utilizado ampliamente en Uruguay. Ello ocurre debido a su accesibilidad, los caudales elevados, y la calidad aceptable de las aguas. Su profundidad  generalmente no excede los 50 metros y los niveles de las napas son también poco profundos (los niveles estáticos llegan hasta 20 metros, y los dinámicos hasta  unos 30 metros).  En Argentina su  uso es menos importante.
Tan solo en los departamentos de Paysandú y Río Negro hay más de 320 pozos que utilizan este acuífero con fines de riego y abastecimiento de establecimientos y poblaciones (220 pozos en Paysandú, más de 100 en Río Negro).  Es de hacer notar que el acuífero subyace algunos de los suelos agrícolas más fértiles del país y por lo tanto su  utilización adquiere una importancia económica singular.
La formación Mercedes, que es el principal nivel acuífero del Grupo, fue identificada por Lambert (1939) en el valle del arroyo Chileno en Durazno y definida estratigráficamente por Serra (1945) quien propuso su denominación actual.
Se trata de areniscas conglomerádicas incluyendo niveles de areniscas, con abundante carbonato de calcio, ya sea como cemento de la roca o formando lentes de verdaderas calizas. Estos niveles se transforman en estratos extensos y potentes en la parte superior de la formación (Bossi y Navarro, 1991).
En la perforación de Mercedes descripta por Serra (1945) la formación presenta el siguiente perfil:

0-2 metros: areniscas finas y medias fuertemente silicificadas;
2-16 metros: areniscas blancuzcas de grano irregular, con cemento calcáreo, lechos lenticulares de caliza pardo-amarillenta y abundantes niveles conglomerádicos;
16-26 metros: areniscas blancas de grano irregular, a veces conglomerádicas, con abundante cemento calcáreo o arcilloso;
26-35 metros: areniscas rosadas de grano irregular con lechos conglomerádicos
35-45 metros: areniscas bastas y conglomerádicas, con bastante cemento, de color blanco, cuyo material clástico es exclusivamente cuarzoso;
45-58 metros: areniscas conglomerádicas blancas y rosadas con abundante cemento calcáreo;
58-63 metros: areniscas rosadas de grano fino con cemento calcáreo;
63-65 metros: areniscas conglomerádicas blancas con cemento calcáreo;
65-68 metros: areniscas conglomerádicas con cemento arcilloso, color blancuzco;
68-87 metros: areniscas conglomerádicas en las que el tamaño promedio de los clastos aumenta hacia la base.

Debido al tamaño de grano grueso predominante su permeabilidad es elevada dando lugar a caudales de pozos considerables (2,000 a 30,000 litros por hora). 
El acuífero Mercedes presenta una piezometría estable con líneas de flujo paralelas y descarga hacia el Río Uruguay. El gradiente hidráulico varía entre 2.5 % y 0.7% (Montaño, 2000).
En la parte superior del Sistema se encuentra la formación Asencio también depositada en el Cretácico Superior (tal vez  en la base del Terciario; Ford, 1988).  Esta formación  fue identificada por Walther (1931) quien la llamó “arenisca con dinosaurios”.  Más tarde, en 1958, Caorsi y Goñi la denominaron “Arenisca de Asencio”, y finalmente, Bossi en 1966 la erigió al rango de formación. Está constituida por areniscas de grano fino y redondeado, cuarzo-feldespáticas, de colores rosáceos claros, con cemento arcilloso (illítico o montmorillonítico) y/o calcáreo. Localmente los feldespatos están alterados y en algunos sectores los niveles están parcialmente silicificados.
La ferrificación, por el contrario, es un fenómeno común, generalizado en la parte superior, en lo que Bossi (1966), siguiendo a Walther (1931), llamó “Miembro del Palacio”.  Este proceso ha sido interpretado como una pedogénesis (paleosuelo) probablemente de edad eocena u oligocena. Se trata de una arenisca ferruginosa, rojiza, moderadamente tenaz, que constituye relieves positivos, a menudo escarpados, en sus zonas de afloramiento. El miembro inferior no ferrificado de Asencio, ha sido denominado Yapeyú por Bossi (1966).
La formación tiene un espesor máximo de unos 30-40 metros y se extiende por gran parte del litoral suroccidental del Uruguay (Paysandú, Río Negro, Soriano, Colonia), localizándose varios afloramientos en el centro del país (p.ej. Durazno, Tacuarembó, Florida, Canelones, San José).
La formación tiene una permeabilidad variable, predominantemente media, y los pozos una productividad inferior a la formación Mercedes (1000 a 5000 litros por hora).
El  principal nivel acuífero (contenido en las areniscas conglomerádicas de la formación Mercedes), es de tipo semi-confinado al oeste y libre al este.  Su confinamiento es menor cuando está recubierto por la formación Asencio, y mayor, cuando además de Asencio está también recubierto por la formación Fray Bentos.
Tiene su zona de recarga directa principal en las zonas de afloramiento de la formación Mercedes. Se trata sobre todo de áreas de interfluvios por debajo de la cota de 90-100 metros (al norte y noreste de la población de Piedras Coloradas), al noroeste de Piedras Coloradas y al noreste de Estación Porvenir en posiciones de interfluvio ubicadas en cotas de 70-80 metros y, en menor grado, al noroeste de Estación Porvenir, en posiciones de interfluvio debajo de los 70 metros.
Las zonas de recarga indirecta se ubican en las zonas de afloramiento de la formación Asencio, tanto en posición de interfluvio como de cabeceras de valles.
Se considera que hay recarga indirecta a través de la formación Fray Bentos que localmente puede ser importante. En ese caso las aguas de recarga que atraviesan las limolitas calcáreas de Fray Bentos se cargan de sales dando lugar al aumento de los sólidos disueltos en el acuífero.. 
Su explotación se produce generalmente a través de pozos perforados, algunos de los cuales abastecen a las principales poblaciones de la zona (Piedras Coloradas, Orgoroso, Algorta).
Los rendimientos de los pozos inventariados por Montaño (2000) en este nivel acuífero en el sector occidental, alrededor de la ciudad de Paysandú (sector occidental) tienen sus valores más frecuentes entre 20,000 y  25,000 litros por hora. Señala este autor que se identificaron algunas captaciones que no tienen un proyecto constructivo adecuado, mostrando una eficiencia menor a la indicada.  
Fragmento de la novela histórica “De todas partes vienen”
Capítulo 9
El país de las moñas azules
¡Ponéte la túnica que ya son las 7 y tengo que ir a trabajar!   dijo la madre a Ruben mientras terminaba de calentar la leche de la mañana. Sin muchas ganas el niño obedeció a su mamá.
Una vez ajustada la moña azul finalmente Ruben salió para la cercana escuela sin ningún apuro.
Ramona De Luzía vivía sola en un pequeño apartamento del Barrio Palermo de Montevideo con su hijo desde que el padre había partido con destino incierto. El niño conservó el apellido de su madre.
Por referencias familiares, Ramona sabía que un antepasado suyo, algo así como un tatara-tatarabuelo, que había nacido como esclavo, había sido un héroe en épocas pasadas. Había pasado mucho tiempo pero varias generaciones atrás era él quien había llegado con su familia a ese mismo barrio 
Ramona trabajaba como enfermera en una clínica de la Unión y no estaría en casa para recibir a su hijo cuando volviera del colegio. Durante cuatro horas el niño habría de permanecer en la casa de una vecina que lo cuidaba hasta su llegada a cambio de unos pocos pesos.  
.
A la  misma hora, cerca del pueblo de Paso de la Cruz en el Departamento de Río Negro, salía Sebastiana de su casa en el Palmar Grande, en una  yegua rosilla que le quedaba reservada para ir a la escuela en tiempos de clase. Sebastiana era la más pequjeña de cuatro hijos de la familia Perdomo y la única que quedaba en la escuela luego que sus dos hermanos mayores comenzaran a trabajar en una forestal cercana. La otra hermana estaba estudiando en el liceo de Young, quedándose en la casa de unos primos.  
Sebastiana montaba a caballo. Ella no lo sabía pero su tatarabuela Rosalía Cambeiro, a quien apodaban “la gallega” era quien había decidido instalarse en los alrededores de Algorta hacía mucho tiempo. Su  abuela, que también se llamaba Rosalía, le había enseñado a montar. Se bajó del caballo, lo ató a un poste que oficiaba de palenque, se acomodó la túnica, rehizo el nudo de la moña azul y se dispuso a comenzar el nuevo año escolar. .

En una escuela del Barrio Artigas entre las calles Instrucciones del Año XIII y Andresito,en la ciudad de Salto, comienzan nuevamente el año escolar. Túnicas y moñas azules se arremolinaban a la entrada del colegio.
Gonzalo Ciprieste y su hemana menor Lurdes llegaban corriendo justo a tiempo en el momento que sonaba la campana indicando la entrada a clase. Gonzalo y Lurdes eran hijos de Martina y Julián un matrimonio del interior del departamento que hacía un par de años que se había mudado a la capital departamental. Tanto Martína como Julián sabían que provenían de una estirpe india y estaban orgullosos de ello. Si hubieran conocido sus antepasaados habrían sabido que pertenecían al linaje guaraní de los Arapí, que poblaban el país desde hacía mas de dos siglos, cuando en el campo oriental no habían llegado los europeos..
Anteriormente Julián trabajaba en una plantación de naranjas cerca de Villa Constitución. Ya en la ciudad estaba aprovechando su habilidad defendiéndose tanto  en carpintería como herrería y había logrado algunas changas más o menos permanentes. Su esposa, Martina, preparaba comidas para afuera y comenzaba a establecer una pequeña clientela..
(continúa)
Reproducido de la novela histórica "De todas partes vienen". D.Antón, Piriguazú Ediciones.
El genocidio continúa

Los guaraní-kaiowa de Mato Grosso do Sul continúan siendo asesinados y desaparecidos por los latifundistas locales con la complicidad de los gobiernos.

Hoy en día, los guaraní de Mato Grosso, que mayoritariamente pertenecen a la etnia guaraní-kaiowá, suman alrededor de 50 mil personas divididas en 30 reservas indígenas y en poco más de 30 asentamientos precarios situados en los bordes de las carreteras y orillas de los cursos de agua. Los principales niveles de violencia se concentran en la zona de Dourados, al suroeste de Mato Grosso de Sul en el que alrededor de 15 mil indígenas comparten una reservación de 3,5 hectáreas. En ese espacio se enfrentan a una total falta de perspectivas, debido a la carencia crónica de espacio y la incompetencia y la negligencia de los gobiernos locales y federales. Cuando se trasladan a otras tierras que tradicionalmente les pertenecen al agotarse su paciencia, están sujetos a la agresividad, codicia y crueldad de los latifundistas.
Los conflictos surgen de las acciones gubernamentales que favorecen a la expansión del complejo agroindustrial en tierras tradicionalmente consideradas indígenas. De acuerdo al antropólogo Spensy Pimentel: “Varias multiunacionales importantes, las más grande en sus sectores, se instalan o trabajan en ellas (con plantas industriales, proporcionando suministros y equipo, o financiando la compra y el transporte de la producción mundial) entre ellas: Bunge, Cargill, ADM, Monsanto , Syngenta, JBS Friboi, BR Foods, etc. Este complejo siempre ha tenido un amplio apoyo del gobierno brasileño, en varios niveles, en forma de financiación y cualquier tipo de subsidio directo o indirecto ". Y añade: "El resultado de esta política de Estado fue desastroso: en pocos años, estos pueblos indígenas cuentan con altas tasas de suicidios, homicidios y muertes de niños por desnutrición - un síntoma extremo del hambre, y la inseguridad alimentaria generalizada.” Para escapar de este entorno procuraron acampar en bordes de caminos y ríos y antiguas tierras tradicionales exponiéndose a la prepotencia de estas bandas oligárquicas rurales.
En este marco hay que interpretar el asesinato y desaparición de líderes indígenas guaraníes con la complicidad de los gobiernos federal, estadual y municipales de Dourados y Caarapó.


La noticia reciente es la siguiente (traducida del portugués) :
Sesai - Especial de Salud Indígena · Martes, 14 de junio 2016
La Secretaría Especial de Salud Indígena del Ministerio de Salud (SESA / MS) expresó su pesar a las familias del funcionario de la salud indígena, Cloudione Rodrigues Souza, de 26 años, de la etnia guaraní kaiowá, que murió el martes (14/6) debido a los conflictos étnicos en la región Caarapo en Mato Grosso do Sul.
El joven oficial fue asesinado cobardemente por hombres armados que dispararon contra unos mil indígenas, incluyendo cuatro trabajadores de la salud, que estaban reunidos en el territorio cerca del pueblo de Te 'Ýikuê, cuando fueron sorprendidos por hombres armados en unos 60 vehículos (furgonetas ).
Que Dios proteja y dé confort todos los pueblos indígenas y lsa familias en este momento de dolor.
Rodrigo Rodrigues Secretario Especial de la India Ministerio de Salud de la Salud
Original en portugués
Sesai – Secretaria Especial de Saúde Indígena·Terça, 14 de junho de 2016
A Secretaria Especial de Saúde Indígena do ministério da Saúde (Sesai/MS) manifesta pesar aos familiares do agente de saúde indígena, Cloudione Rodrigues Souza, 26 anos, da etnia guarani-kaiowá, falecido nesta terça-feira (14/6), em decorrência de conflitos étnicos na região de Caarapó, em Mato Grosso do Sul.

O jovem agente foi morto covardemente, por homens armados que atiraram em cerca de mil indígenas, incluindo quatro agentes de saúde indígena, que estavam reunidos no território próximo a aldeia Te’ Ýikuê, quando foram surpreendidos por homens armados, em aproximadamente 60 veículos (camionetes).
Que Deus proteja e conforte todos os povos indígenas e familiares neste momento de dor.
Rodrigo Rodrigues Secretário Especial de Saúde Indígena Ministério da Saúde


martes, 9 de enero de 2018


La conquista criolla de los territorios chaqueños

Después del establecimiento de los estados criollos, particularmente la Argentina y el Paraguay, éstos sucedieron a los españoles y portugueses en sus campañas tendientes a controlar el Gran Chaco.
Sin embargo, a pesar de todos los intentos a principios de la década de 1870, el Chaco aún estaba en mano de las  naciones nativas. Wichis, tobas, mocovìes, pilagàs todavìa habitaban sus territorios tradicionales.
El gobierno argentino se lanzó a la conquista de los territorios de las naciones chaqueñas al sur del Pilcomayo a partir de 1870 con las incursiones del Teniente Coronel Manuel Obligado y del Comandante Luis Jorge Fontana[i].
El propósito declarado del gobierno era el de  obtener nuevas tierras para la colonización y supuestamente “civilizar a los indígenas”. 
La conquista se completó en 1884 con la campaña del General Benjamín Victorica, orquestada en forma similar a la que había permitido la conquista del país mapuche y pampa apenas cinco años antes.
Las tácticas utilizadas por las fuerzas armadas argentinas contra los guerreros chaqueños no eran exclusivamente militares. Hay referencias de viejos pobladores criollos de Formosa, referidos por Pierre Clastres y por Alfred Métraux de que “el ejército argentino regalaba “generosamente” a las comunidades nativas, ropas, sábanas, frazadas y colchones, usados en los hospitales de las grandes ciudades argentinas, por los enfermos de viruelas y otras enfermedades, para las cuales se sabe que la población indígena es muy débil. Una forma barata de hacer la guerra bacteriológica.”[ii] 
Es de hacer notar que en esa época el presidente de la república era Julio Argentino Roca, el mismo general que había comandado la campaña de conquista en el sur.
De acuerdo al Gral Victorica los principales objetivos militares se obtuvieron estableciendo “una línea militar por medio del encadenamiento de fuertes que defiende un rico territorio de más de seis mil leguas, y que obligará a 15 ó 20,000 brazos viriles, que estaban inútiles, abandonados a la barbarie y el robo, a entregarse a los beneficios de la civilización”[iii].
Continuaba Victorica:
“Pienso que será provechoso para la civilización de estas tribus favorecer su contacto con las colonias de la costa, donde no tardarán en encontrar trabajo beneficiando las industrias que en ellas se desarrollan. No dudo que estas tribus proporcionarán brazos baratos a la industria azucarera y a los obrajes de madera como lo hacen algunas de ellas en las haciendas de Salta y Jujuy, si bien considero indispensable también adoptar un sistema adecuado para situarlos permanentemente en los puntos convenientes, limitándoles los terrenos que deben ocupar con sus familias a efectos de ir poco a poco modificando sus costumbres y civilizarlos”.[iv]
Los pueblos chaqueños organizados por el caudillo toba Juanelrai  se opusieron a la invasión enfrentándose al ejército argentino comandado por el Capitán Villanueva en la batalla de Napalpí el 11 de julio de 1873.
Las montoneras toba peleaban con lanzas, macanas y boleadoras contra un enemigo bien armado. Gradualmente la lucha se fue haciendo insostenible para los luchadores chaqueños quienes debieron retirarse en derrota dejando muchos cadáveres en el campo de batalla.

La resistencia continúa

Las resistencia de los pueblos chaqueños no terminó en 1884. En 1898 y 1899 grupos armados toba  y mocoví atacaron establecimientos de campo en Florencia y La Palometa y dieron muerte al explorador español Enrique Ibarreta. La intervención del ejército  argentino no se hizo esperar. El ataque se llevó a cabo en 1899 bajo las órdenes del General Lorenzo Vintter quien operó con 5 regimientos y 1,500 hombres que despejó la zona asegurando temporariamente la tranquilidad en el Chaco ocupado.


[i] Tomasini, Alfredo, 1987, Contribución para una historia de los Mocoví del Chaco Austral, Suplemento Antropológico, Vol.XXII no1, Junio 1987, Asunción, Paraguay, p. 29-48.
[ii] Cita incluida en la edición en español del trabajo de Alfred Métraux, 1996, p. 53, ref. de pie de página nº 10.
[iii] Victorica Benjamín,  en Iñigo Carreras, N., 1979, “El papel del Estado en un proceso de creación de condiciones para la constitución de un sistema productivo rural: la violencia como potencia económica (El caso del Chaco Argentino 1884-1930), Serie Estudios 35, Buenos Aires: CICSO  y en Carrasco, M. y Briones, C.,  1996, “La tierra que nos quitaron”

[iv] Victorica Benjamín, Iñigo Carreras, N., 1979  y Carrasco, M. y Briones, C.,  1996, obras citadas.

El arduo problema de la terminología en los psicotropos 

Es obvio que no se sabe que hacer con las drogas. Ni con los que las usan. Ni tan siquiera se sabe cómo hablar de ello, que es más grave. En unas ocasiones, para defenderlas, se invoca a los placeres y ebriedades de tan difícil descripción. En otras ocasiones se apela a causas demasiado falsas, vagas e inexactas para atacar los psicotropos. Afirmar que la droga mata es tan necio como declarar que el agua ahoga o que las drogas iluminan. Nuestros gobiernos, la burda prensa de masas y un aparente gran número de occidentales dicen estar contra el consumo de ciertas substancias psicoactivas. Bueno. Cuando uno se interesa por sus argumentos, descubre que su grosero bagaje lingüístico se limita al término drogas. Máxime lo amplían con las drogas matan o con un mal usado estupefacientes o narcóticos. Lo que queda así reflejado es la descomunal ignorancia y confusión que reina sobre nuestro tema, que mal conjuga con opiniones pretendidamente sólidas y con actitudes enjuiciadoras. Por ejemplo, hay la costumbre de hablar de alucinógenos como genérico de todas las substancias prohibidas cuando, en realidad, solo se conocen cuatro compuestos que sean literalmente alucinógenos y ninguno es de uso popular ni están perseguidos… porque no son usados por el pueblo llano (me refiero a la ketamina, escopolamina, hiosciamina y atropina). Así mismo, se habla de narcóticos para referirse, por ejemplo, a la cocaína o al MDMA cuando se trata de estimulantes del SNC. Sería, literalmente, como etiquetar de hortaliza al hígado de oveja porque ambos son alimentos y se desarrollan en el campo. Por su parte, la mayoría de usuarios suelen conformarse con expresiones tipo pillar un globo, estar colocado, andar ciego, volarse con una pasti y poco más que esto. Es de una pobreza espiritual e intelectual atroz que contrasta con la riqueza léxica de otras culturas. Cada psicotropo tiene efectos, duración e intensidad propios. Nada tiene que ver la euforia causada por los opiáceos con la estimulación de la cocaína o la del café –distintas entre ellas–, y menos aún con los efectos de los enteógenos tipo ayahuasca u hongos psilocíbicos –también con notables diferencias internas.  Cualquier substancia biológicamente activa es una droga. Que cause malestar o placer, curación, cambio de ánimo, visiones maravillosas o varios efectos a la vez es harina de otro costal. Muy a menudo, la variación no depende tanto de una substancia sino de la dosis que se ingiere, del individuo que la consume con todo lo que lleva dentro y de las expectativas previas que lo guían. Quinientos miligramos de ácido acetilsalicílico –una aspirina– permite desentendernos por unas horas de nuestros dolores; cinco gramos –diez aspirinas— aseguran un buen susto gastro-intestinal por varios días. En farmacología botánica se entiende por droga algo tan anodino como la parte de la planta que se usa. De ahí que denominar drogas a las substancias prohibidas es, en farmacología al igual que en medicina, un genérico en extremo confuso. A pesar de todo, droga aún podría ser un término aceptable pero drogadicto ya está más lejos ¿Cómo denominar al que, al igual de los dioses clásicos, usa de ciertas substancias para buscar el placer, la ebriedad o la compensación farmacológica de sus déficits biológicos? ¿Drogófilo? ¿Farmacófilo? ¿Dionisíaco? ¿Farmatrapado? J. Ott propone denominarlos “usanos” –derivado del inglés user– en lugar del correcto usuarios. Se trata de un inaceptable barbarismo anglófono, pero retengamos su propuesta. La casi totalidad de nuestra cosmovisión gira alrededor de una autocomplacencia alimentada con química legal: drogas fácilmente adictivas y aceptadas por todos, no nos engañemos. Es muy corriente el personaje que, para dormir, ingiere una pastillita blanca; a la mañana siguiente le es preciso activarse rápido y bebe un tazón de oscuro café, previa dosis de algún antidepresivo pariente del Prozac para soportar el sinsentido de su vida. Más tarde debe evacuar sus heces ayudado de un nuevo fármaco en forma líquida o sólida; por la tarde ingiere una buena dosis de alcohol para desinhibirse en sus relaciones sociales y sentirse más seguro; y por la noche, antes de la pastillita blanca para dormir, toma una aspirina que le borrará la sensación de migraña proveniente del alcohol bebido. Cuando alguien regula su relación con el mundo y consigo mismo por medio de drogas, sean o 6 no legales ¿Cómo debe ser denominado? ¿Drogadicto? ¿Débil de carácter? ¿Enfermo, tal vez? Nadie llamaría convaleciente ni indispuesto a alguien por tomar los fármacos citados en las líneas anteriores. Hay millones de personas en Occidente que viven así. Más de la tercera parte de nuestros congéneres necesitan ingerir hipnóticos a diario para poder dormir ¿Por qué tachar de toxicómanos, pues, a aquellos que actúan de la misma forma solo que prefiriendo otras substancias, muchas de las cuales son incluso más interesantes e inocuas desde diversos puntos de vista que las recetadas por los médicos? No es que no existan toxicómanos. Los hay. Pero en muchos casos lo son más los que señalan (que usan a diario barbitúricos, alcohol, tabaco, estimulantes, hipnóticos…) que los señalados, y ello al margen del estatus legal de las substancias objeto de compulsión
Reproducido de "El arduo problema de la terminología en los psicotropos" 
Dr. Josep Mª Fericgla, 2004
Societat d’Etnopsicologia Aplicada
Cuestiones de terminología

"Afirmar que la droga mata es tan necio como
declarar que el agua ahoga o que las drogas iluminan" 1)

Uno de los principales problemas del tema de las drogas es la inadecuada y arbitraria utilización de la terminología, demostrativa de la ignorancia generalizada que existe en la materia.
En la cultura contemporánea hay costumbre de hablar de “alucinógenos” refiriéndose a todas las plantas psicoactivas. En realidad, la mayoría de los compuestos catalogados como drogas o declarados ilegales no son alucinógenos.
También se usa frecuentemente la expresión “narcóticos”. Contradictoriamentre, la palabra se aplica a muchas sustancias cuyo efecto es precisamente el contrario, como es el caso de la cocaína, que como se sabe es  un estimulante del sistema nervioso central y de narcótico no tiene nada.  Las palabras derivadas, como “narco” o “narcotraficantes” referidas a los traficantes o a la comercialización de cocaína, son igualmente inadecuadas.
Otro término utilizado comúnmente, de significado bastante impreciso, es “estupefacientes” (sustancias que producen estupor). El vocablo “estupor” tiene dos sentidos principales: a) asombro y  b) adormecimiento, insensibilidad. Desde ese punto de vista puede decirse que hay numerosos fármacos que producen “estupor” en cualquiera de los dos sentidos, la mayoría de los cuales pueden ser utilizados legalmente.
La  propia expresión “droga” es también muy general e inadecuada para designar los compuestos ilegales. En farmacología botánica se llama droga  simplemente a la parte de la planta que se usa10.  En sentido genérico se utiliza droga como sinónimo de “fármaco”, una sustancia con efectos biológicos sobre el cuerpo cuyas características e intensidad varían con las dosis.  En el primer caso podría ser también llamada “medicina” y en el segundo caso “veneno”. En los hechos, ninguna sustancia es medicina o veneno, tan sólo las dosis lo son.
En cuanto a la calidad de “adictivas” atribuida a ciertas sustancias prohibidas, es totalmente inapropiado. Muchas de las “drogas” ilícitas no son adictivas, mientras que existe un gran número de productos legales que producen fuertes adicciones.
En definitiva, el vocabulario del prohibicionismo es sistemáticamente impreciso y contradictorio. Las únicas razones que determinan la designación de una sustancia como droga ilícita son de tipo histórico-cultural y se refieren a calificaciones irracionales promovidas por sectores dogmáticos más allá de toda lógica científica.
En los hechos, para poder referirse al tema en forma objetiva, se requiere tener en cuenta la relatividad de los usos y efectos de las diversas sustancia psicoactivas. Solamente de esa manera se logrará la precisión conceptual necesaria para enfocar el tema en forma dialogada y razonable.
Reproducido de "Pueblos, Drogas y Serpientes" , D.Antón, Piriguazú Ediciones

1) Frase de Fericgla, J.M.; en "El Arduo problema de la terminología"