jueves, 25 de abril de 2019

Miguel Soler, un maestro ejemplar
Miguel Soler. 
Maestro hispano-uruguayo nacido en la provincia de Barcelona en 1922 emigrando con sus padres a Montevideo en 1926. Recibió su educación en la escuela pública recibiéndose como maestro en 1939. En 1945 fue uno de los fundadores de la Federación Uruguaya del Magisterio. Participó en la redacción de los programas de estudio para las Escuelas Rurales en Uruguay junto a Julio Castro y Enrique Brayer Blanco. En 1954 fue director de la Escuela Rural Nº 59, en el Departamento de Soriano. Se especializó en Educación Fundamental en Pátzcuaro, México con una beca de la Unesco. Allí estuvo involucrado en el desarrollo fundacional de la Escuela de Pátzcuaro en el CREFAL, un centro latinoamericano de educación de adultos que todavía funciona en esa ciudad del estado de Michoacán (esta Escuela ha sido definida como tal por el Maestro Jorge Rivas, un uruguayo que dirigió programas en CREFAL en la década pasada).  Personalmente tuve el honor de dictar varios cursillos en esta prestigiosa institución educativa en el período 1999-2006
Las Misiones Socio-pedagógicas en Uruguay
Con la inspiración de las Misiones Culturales Mexicanas y el Patronato de las Misiones Pedagógicas de la República Española se llevaron a cabo en Uruguay las Misiones Socio-Pedagógicas que fueron un varlioso y heroico intento por llevar la educación a las comunidades rurales más aisladas y vulnerables del país. Miguel Soler, junto con el Maestro Julio Castro, fue uno de los principales impulsores ejerciendo como director de del Núcleo Escolar Experimental de La Mina en Cerro Largo. Esta iniciativa fue un verdadero ejemplo en el Uruguay y en América latina. En 1961, discrepando con las orientaciones del gobierno renunció a su cargo y pasó a trabajar en Unesco en diferentes países (Bolivia, México, Chile, Francia). Entre 1969 y 1974 actuó en la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO), Santiago de Chile, como especialista en educación de adultos para la región latinoamericana. De 1974 a 1982 trabajó en la sede de la UNESCO en París, primero como Director de la División de Alfabetización, Educación de Adultos y Desarrollo Rural y más tarde como Subdirector General Adjunto del Sector Educación hasta que se jubiló en 1982.  Sin embargo continuó colaborando con su experiencia en diferentes misiones. De 1985 a 1991 se desempeñó en diversas oportunidades como asesor de la Secretaría Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, República Argentina, en el marco de la Reforma Educacional, en calidad de especialista en educación rural y de adultos. Pasó diversos períodos de trabajo, algunos como consultor de la UNESCO y otros como voluntario, en Nicaragua, colaborando en cuestiones de política educativa con el Gobierno Sandinista.
Entre junio de 2005 y abril de 2007 estuvo en Montevideo actuando como Asesor (honorario) del Director Nacional de Educación Pública. Entre diciembre de 2005 y abril de 2007 actuó como miembro (honorario) de la Comisión Organizadora del Debate Educativo, por designación del Ministro de Educación y Cultura de Uruguay. En estos últimos años continuó colaborando con la educación en el continente y en la península ibérica aportando su enorme experiencia y conocimientos. Hoy a los 97 años se nos muestra como un ejemplo para inspiración de todas y las futuras generaciones de maestros en Uruguay y en el mundo. Para el Maestro Soler vaya mi sentido homenaje..
Exposición de Miguel Soler Roca en el Homenaje a Julio Castro realizado en el marco del Seminario “Hacia una política educativa para personas jóvenes y adultas”, 28 y 29 de junio de 2006. Montevideo, Uruguay.
Buenos días. Insisto en una práctica a la que lamentablemente, no me ha llegado la hora de renunciar. Al reiterarlo no juzgo necesario justificarme ante los uruguayos presentes, y de los colegas de otros países espero su solidaria indulgencia. Lo cierto es que no puedo comenzar a conversar sobre Julio Castro sin expresar mi condena más categórica a su asesinato, a sus asesinos, y al silencio que durante tantos años rodea su desaparición. La pregunta que recorrió en muchos lugares de América Latina en 1977 “¿Dónde está Julio Castro?” no ha sido contestada por nadie. Hemos dejado además, de oír, en tanto víctima de la dictadura. Julio está pasando de ser un desaparecido a ser un olvidado. Como creo en la necesidad de la memoria, vuelvo a formularla: ¿Dónde está Julio Castro? Que sus asesinos tengan el coraje de decírnoslo. Necesitamos un lugar concreto donde los escolares y maestros, uruguayos y latinoamericanos podamos depositar una flor. Y con mi dolor y mi protesta, un deseo: formulo los más fervientes votos por la paz, por el desarme y por la desmilitarización del país y del planeta. Creo, de este modo, ser fiel a las posiciones de mi amigo Julio Castro."
En una exposición posterior en 2016, en un homenaje que le hizo la Fundación Mario Benedetti, ya aparecidos los restos de Julio Castro, quien había sido desaparecido por la dictadura en 1977, Miguel Soler, en su presentación expresó lo siguiente:
"Para decirlo en el lenguaje de los maestros de escuela, Mario nos dejó deberes y vuelvo a su testamento. Me parece observar que se viene produciendo un cambio de tono en el lenguaje de quienes luchamos por Verdad, Justicia y Nunca Más. Por mi propio sentir, afirmo que nos estamos cansando de tanto esprar y que vamos tendiendo a sustituir el silencio por el grito, el llanto por la indignación, la petición por la exigencia, la opacidad por la transparencia. Me pregunto si no podremos ser todos, Gobierno, instituciones públicas y de la sociedad civil, familiares y amigos, educadores y educandos, capaces de respaldar, bien unidos, a la Justicia diligente y de urgir a la Justicia diferida. Aspiro a una Justicia efectiva a la que la sociedad, firmemente comprometida, dote de todos los medios necesarios, dada la trascendencia humana de sus fines."              

Referencias:
http://www.autoresdeluruguay.uy/biblioteca/julio_castro/lib/exe/fetch.php?media=miguel_soler_en_el_salon_azul.pdf
https://drive.google.com/file/d/0B9BKSTmwvA33VE1mQXVOR3JjR0toMS1nRWVPUUlNNmpBbHlr/view
El ensayo del Maestro Jorge Rivas puede encontrarse en el link adjunto:

Las principales  plantas psicoactivas

Danilo Anton
 Las principales factores psicoactivos incluyen un gran número de sustancias, generalmente de origen vegetal. A continuación presentamos una lista sintética de las principales plantas que han sido utilizadas históricamente con fines psicoactivos y de los compuestos que se extraen de ellas.
1. La amapola (Papaver somniferum) es una planta con flor de porte herbáceo de cuya semilla se obtiene el opio. Contiene varios principios activos con propiedades psicoactivas: la morfina (de donde también se extrae la heroína), la codeina y otras.
2. El cáñamo (Cannabis sativa), también llamada impropiamente marihuana, es una planta arbustiva, originaria del sur de Asia, que posee alcaloides con propiedades psicoactivas bien definidas. De ella se extrae el hachís y se utilizanlas hojas para fumar.
3. El peyote (Lophophora williamsii) es un cactus cuyo principio activo más importante es la mescalina. El peyote crece en las zonas áridas de América del Norte subtropical.
4. El teonanacatl (Psilocybe mexicana y Stropharia cubensis) está constituido por varias especies de hongos psicoactivos que crecen en las montañas de Mesoamérica (Oaxaca, Chiapas, Guatemala). Contienen psilocibina y psilocina
5. El matamoscas (Amanita muscaria) es un hongo psicoactivo que crece en los bosques nórdicos y templados de montaña en Eurasia. Contiene muscarina y muscimol.
6. La ayahuasca es una infusión preparada a partir de una enredadera que crece en la región amazónica. Esta enredadera, llamada Banisteriopsis caapi, contiene harmina13  (C13H12N2O), un alcaloide con fuertes propiedades sicoativas.
7. El cornezuelo o ergot (Claviceps purpurea) es un hongo que parasita el centeno, el trigo y otras gramíneas. Es fuertemente psicoactivo y presenta una importante tóxicidad que puede ser eliminada en su preparación. Es de origen eurasiático o norafricano. Contiene varios alcaloides psicoactivos del ácido lisérgico, estrechamente emparentados al LSD-25 (ácido d-lisérgico dietilamida) el conocido compuesto sintético psicodélico.
8. El ololiuhqui (Turbina corymbosa), también llamado “semillas de la virgen” es una enredadera que se encuentra en México cuyas semillas tienen propiedades visionarias. Al igual que el cornezuelo contiene alcaloides del ácido lisérgico, con carácter fuertemente psicoactivo.
9. La aguacolla, también llamada San Pedro o gigantón (Trichocereus pachanoi) es un cactus de gran dimensión (5 a 8 metros de altura) que crece en los Andes centrales y noroccidentales de América del Sur (Ecuador, Perú). Del mismo modo que el peyote contiene mescalina.
10. La coca es una planta arbustiva propia del piedemonte andino en América del Sur cuyas hojas contienen numerosos alcaloides, entre ellos la cocaína.
11. El tabaco es un arbusto nativo de origen americano cultivado en la mayor parte de las sociedades nativas. Posee varios alcaloides, entre los cuales se destaca la nicotina.
12. El beleño (Hyoscyamus niger) es una hierba de la familia de las solanáceas característica de Europa y de la región Mediterránea. Contiene alcaloides del tropano, en particular la hiosciamina y la escopolamina. Esta última tiene propiedades visionarias.
13. La belladonna (Atropa belladonna) es una planta herbácea de la familia de las solanáceas, típica del continente europeo, que contiene varios alcaloides del tropano incluyendo la hiosciamina y la escopolamina.
14. La mandrágora (Mandragora officinarum) es una planta solanácea de porte herbáceo de origen europeo que posee una raiz gruesa e irregular de aspecto antropomórfico. Contiene varios alcaloides del tropano incluyendo la hiosciamina, la escopolamina, la atropina y la mandragorina.
15. La iboga (Tabernanthe iboga)es un arbusto de Africa Central cuyas raíces son utilizadas por sus propiedades visionarias. Es una especie de la familia de las apocináceas , constituida por arbustos y àrboles caracterizada por sus hojas sencillas, flores coloridas y un jugo lechoso. Contiene ibogaína y 11 indol-alcaloides más.
16. La ruda siria (Peganum harmala) es un arbusto pequeño originario de las áreas desérticas del Oriente Mediterráneo. Contiene alcaloides beta-carbolínicos como la harmina, la harmalina y la tetrahidro-harmina que tienen propiedades visionarias.
17. El toloache (Datura inoxia) es una hierba perenne que puede llegar a más de 1 m de altura que crece en México. Se utilizan la raíz, las semillas y en menor grado las hojas. Contiene escopolamina e hiosciamina.
Del Capítulo 1 del libro "Pueblos, Drogas y Serpientes", Danilo Antón, Piriguazú Ediciones.
Blog in English:

miércoles, 24 de abril de 2019



El control de los estrechos: la provocación de Trump y la reacción de Irán
D.Anton
El estrecho de Ormuz
El Golfo Pérsico (Árabe) produce alrededor de la mitad del petróleo que se vende en los mercados internacionales.
El estrecho de Ormuz es el único punto de salida de estas exportaciones de petróleo. El flujo diario es de aproximadamente 17-20 millones de b/d, 35% de todo el petróleo comercializado por vía marítima y 20% del total exportado globalmente.
Más del 85% de estas exportaciones de petróleo crudo fueron a los mercados asiáticos (Japón, India, Corea del Sur y China).
Por esa razón un eventual bloqueo del estrecho de Ormuz, aunque sea temporal, podría dar lugar a graves consecuencias económicas.
Aunque hay algunos oleoductos que podrían eludir Ormuz,é estas sólo pueden reemplazar parcialmente su flujo (la capacidad no utilizada de las tuberías de Arabia Saudita y los EAU es 1 millón de barriles/día que en caso de emergencia podría aumentar a 2 millones de barriles/día. Por esa razón, en un futuro próximo, la mayor parte del petróleo exportado en el mundo seguirá viajando a través de Ormuz.
El estrecho de Ormuz es bastante angosto. En su punto más estrecho es de 54 km de ancho. Por esta razón, tiene una enorme importancia estratégica. Los países costeros de Ormuz son Irán, EAU y Omán. Potencialmente, Irán podría fácilmente bloquear el estrecho. 
Desde que subió al poder, Donald Trump ha decidido abandonar el acuerdo de paz que incluyó a Irán y varias otras potencias y ha decidido impedir que Irán puede exportar petróleo con el fin de lograr un debilitamiento del régimen iraní e incluso su derrocamiento. En una primera instancia, decidió sancionar a todos los países que compraran petróleo iraní, con una exención (waiver) a varios estados (China, Corea del Sur, Japón, Turquía e India).
En días pasados Donald Trump decidió terminar con el "waiver" o suspensión temporal de las sanciones a algunos países que aún compran petróleo iraní y manifestar la intención de que Irán no pueda exportar ni una gota de petróleo en el futuro. Esta decisión agrava el peligro de que Irán pueda acudir a un bloqueo o entorpecimiento del tráfico en el estrecho de Ormuz.  
Por otra parte, si de alguna forma EEUU decide obstaculizar físicamente el flujo de los petroleros provenientes de Irán a través de Ormuz, Irán ha manifestado que tampoco permitirá que los demás países del Golfo que exportan petróleo por Ormuz puedan hacerlo. Ello implicaría detener más de la mitad de todo el comercio petrolero mundial.

El otro estrecho: Bab el Mandeb
Por otro lado, una parte importante de las exportaciones de petróleo que van a Europa Occidental pasan a través  del Mar Rojo y el canal de Suez.
Las naves que entran al M del Mar Rojo y el canal de Suez.
Las naves que entran al Mar Rojo tienen que atravesar el estrecho de Bab el Mandeb  que separa la costa africana de la asiàtica a la entrada del mar Rojo.  
Bab el-Mandeb es un vínculo estratégico entre el océano Índico y el mar Mediterráneo. Se estima que unos 3,5-4 millones de barriles de petróleo pasan a través del estrecho cada día. Esto significa que el 10% de todo el petróleo movido por los petroleros lo atraviesa.
La anchura del estrecho es de unos 30 km desde Ras Menheli en Yemen a Ras Siyyan en Djibouti.
Al igual que Ormuz, el estrecho de Bab el Mandeb es vulnerable debido a su estrechez, y eventualmente el tránsito de buques tanques podría verse amenazado por acciones de los países costeros, en particular de Yemen, que ha demostrado una alta inestabilidad política.
En la actualidad el gobierno de Yemen (en el norte) está controlado por los huthis, una organización nacionalista chiíta, que está estrechamente relacionada con el Irán chiíta.
Recientemente (mediados del 2018) los huthis atacaron buques petroleros de Arabia Saudita que atravesaban el estrecho y Arabia Saudita se vio obligada a suspender el tránsito en el estrecho.
Por lo tanto, Irán, con la alianza con los huthi en Yemen podría estar, si fuera necesario, en condiciones de amenazar tanto el estrecho de Ormuz como Bab el Mandeb, y por lo tanto poner en peligro la circulación de la mayor parte de las exportaciones de petróleo del mundo.
Ni Arabia Saudita. ni los Emiratos Arabes Unidos, ni los Estados Unidos o el Reino Unido pueden permitir que esta situación prospere, y como resultado de ello, Arabia Saudita, un estado sunita (enemigo del Irán chiíta), habìa mantenido (y mantiene) un bombardeo constante de ciudades y objetivos yemenitas matando gente durante casi tres años (con la ayuda de los EE.UU. y el Reino Unido).  Aprovechando esta situación  los Emiratos Arabes Unidos (sobretodo Abu Dhabi) están utilizando sus millones para ocupar  y controlar el sur de Yemen (Adén y Hadramaut) que les permite a estos "aliados" posiciones a lo largo de la costa del Oceano Índico.
Como se puede observar, la guerra en Yemen es también el resultado de la lucha por el control de los recursos petrolíferos de Oriente Medio. No parece que vaya a cesar en un futuro próximo.
Una vez más, la codicia de los petro-capitalistas continuará matando personas inocentes en Yemen y otras sociedades que se interpongan en su ambición.
Más info en el libro "Tierras de Pocas Lluvias y Mucha Sangre", reclamar por dantonster@gmail.com
Modificado el 24/4/2019
Un astrónomo amateur argentino obtuvo una imagen casual que no tiene antecedentes en la historia de la astronomía.



Recientemente, en Argentina, Víctor Buso, un astrónomo amateur, llevó su nueva cámara al exterior y la montó en un telescopio de 16 pulgadas enfocando una galaxia espiral que se encuentra a  unos 80 millones años luz de la Tierra. 

Lo que no esperaba Buso era que iba a ganar la lotería cósmica, que le permitiría confirmar una teoría largamente establecida acerca de las explosiones de supernovas en el universo.
En el momento en que obtuvo las imágenes de NGC 613 durante un lapso de una hora, encontró involuntariamente que en una de las imágenes una estrella que no estaba en la primera imagen, aparecía bien definida en las imágenes siguientes.  Se trataba de la explosión de una supernova.
Era la primera vez que se obtenían imágenes visibles de los primeros momentos de la explosión de una supernova, la explosiva (y visiblemente brillante) muerte de una estrella supermasiva. 
En la primera foto, el espacio debajo de la espiral galaxia está aparentemente vacío. En la siguiente, aparece el destello de luz de una estrella que antes parecía no existir.
Las fotos de las supernovas nunca han sido registradas anteriormente, y con buena razón. De acuerdo con los astrónomos en el Instituto de Astrofísica de La Plata en Argentina, las posibilidades de aleatoriamente capturar la explosión casi instantánea de una estrella supernova es de una en 10 milliones por lo menos.
Buso rápidamente compartió sus resultados fotográficos con diversos observatorios astronómicos, y, en la siguiente mañana, los telescopios alrededor del mundo pudieron observar el testimonio gráfico del evento.
"Los astrónomos profesionales estuvieron muy sorprendidos por tal evento," dijo Alex Filippenko, as astrónomo en la Universidad de California, Berkeley. 
"Observaciones de las estrellas en los primeros instantes que comienzan a explotar proporcionan información que no se puede obtener directamente de ninguna otra manera." Filippenko trabajó en el seguimiento de tema en un resumen publicado el miércoles (21 de febrero) en la revista Nature.
En la animación obtenida creada a partir de una superposición de las imágenes, la supernova se ve visible al sur de la galaxia, NGC 613.
Supernovas ocurren cuando las estrellas más grandes (ocho a quince veces más masivas que nuestro sol) llegan  a una fase de su vida que provoca que colapse el núcleo de la estrella. 
En la actualidad, se observan supernovas con cierta frecuencia pero es muy difícil detectar el momento de la explosión.
Los científicos determinaron que la supernova cuya imagen obtuvo Buso fue de Tipo IIb, 
Una vez que el núcleo de la estrella colapsa, la poderosa onda generada da lugar a una violenta  tormenta de energía visible a través del espectro electromagnético. El evento explosivo puede tardar  meses, e incluso años.




Las drogas psicoactivas son parte esencial de la dieta humana
La Luz al Fin del Desfiladero
«Las dietas son espacios privilegiados
para el trabajo sobre nosotros mismos1
Ninguna cultura sobre la Tierra está tan profundamente alienada de la naturaleza que la rodea como el mundo industrial-consumista contemporáneo.
A pesar de la situación creciente de crisis, y las contradicciones irreconciliables entre las estrategias y los recursos, se continúa avanzando hacia la catástrofe con total indiferencia.
Debemos reconocer la profundidad de nuestro dilema histórico en tanto que especie.
Si permitimos que las autoridades de la política, de la economía y de la seudociencia continúen decidiendo dónde se puede o no enfocar legítimamente la curiosidad humana, continuaremos frustrando nuestras posibilidades potenciales. Las restricciones autoritarias y tutoriales a la imaginación son degradantes y grotescas.
Los gobiernos interfieren en la dieta, se entrometen en qué cosas se pueden ingerir y cuáles están prohibidas.
Restringen la investigación sobre las sustancias psicoactivas, que podrían proporcionar enfoques  psicológicos y médicos valiosos, y además impiden su uso religioso y espiritual.
No se reprime simplemente UNA sensibilidad religiosa, sino LA sensibilidad religiosa, la «religación» espiritual que se basa en la relación entre plantas y humanos que existían mucho antes del advenimiento de la «historia».
No se puede posponer más una reevaluación honesta de los verdaderos costos y beneficios del uso de dichas plantas contra los costos y beneficios de su NO USO.
La cultura global está en peligro de sucumbir a un esfuerzo para excluir el problema de su propia falta de conciencia a través de  un terrorismo militar y policial arbitrario y cruel contra usuarios y productores de ciertas sustancias que han sido catalogadas como «drogas».
Esta actitud está basada en desinformación e ignorancia histórica.
Los prejuicios profundamente enraizados explican porqué la mente industrial y consumista se pone repentinamente ansiosa y represiva frente a «las drogas».
Los cambios de conciencia que inducen las sustancias fuertes revelan irrevocablemente que la vida mental de los seres humanos tiene bases físicas. En ese sentido, las drogas psicoactivas enfrentan el principio de la inviolabilidad y estatus especial del alma, que ha sido impuesto por la ideología “cristiana” y otros paradigmas religiosos análogos por más de dos milenios.
Las plantas sagradas y sus efectos psicosociales también se enfrentan a la idea moderna del ego, su inviolabilidad y sus estructuras de control.
El ego siente terror al ver disueltas sus fronteras con el mundo. Esto explica la supresión de lo femenino, que es nuestro vínculo más carnal con la naturaleza y el pasado remoto, el prejuicio profundo que impide evaluar correctamente lo extraño y lo exótico, y el terror irracional frente a las experiencias trascendentales propias y ajenas.
En resumen,  los encuentros con las plantas psicoactivas ponen en tela de juicio toda la visión paradigmática de la sociedad de dominación.
Por esa razón, no se las puede permitir. Deben ser eliminadas, estigmatizadas. Ellas simbolizan la peor subversión, la subversión que provoca la verdad y el conocimiento cuando se alumbran en el interior de la conciencia.
Hay que encarcelar a todos los intrépidos que se atrevan a jugar con la base del sistema.
La cultura global, auto-intoxicada por los subproductos venenosos de su tecnología, es la heredera infeliz de la actitud persecutoria que sostiene que la alteración de conciencia a través de las plantas es de alguna manera, errónea, onanística y perversamente antisocial.
En síntesis, la supresión del conocimiento chamánico, con su insistencia en la disolución extásica del ego, está robándonos del significado de la vida y nos ha hecho enemigos del planeta, de nosotros mismos y de nuestros descendientes.
Los dominadores, con su actitud de cazadores de brujas están matando la sabiduría matriarcal,  y en ella, la verdad final que nos define: nuestra condición irrenunciable de seres naturales.
Es tiempo para el cambio.

 1 Ref. Rosa Giove, «Descubriendo la cuadratura del círculo, el ikono de la A»;  Revista Takiwasi Nº5 año 3, Setiembre 1997.


De "Pueblos, Drogas y Serpientes", Danilo Antón, Piriguazú Ediciones.

martes, 23 de abril de 2019

La acreción del planeta Tierra y la formación de la Corteza Terrestre
Danilo Antón
Cuando se produjo la acreción original de la Tierra los diversos cuerpos impactantes sufrieron cambios mineralógicos por las condiciones físicas en que se produjeron los impactos. De acuerdo a Vicente Sánchez Cela, a causa de ello se formaron estructuras cristalinas, predominantemente silicatadas, compuestas por minerales densos. 
En ello influyó la composición inicial y la fuerza de los impactos.  El autor antes mencionado considera que los minerales formados en estas condiciones serían la coesita: SiO2,, densidad: 2.92, la stishovita, SiO2, densidad 4.35, K-Na Holandita: (K,Na) AlSi3O8, densidad: 4.5, la perovskita silicatada (Mg,Fe) SiO3 y CaSiO3, densidad. 4.y la post-perovskita MgSiO3; pPv,.densidad 4.0.
La composición de los meteoritos, en particular los más comunes, las L-Condritas da una idea acerca de otros minerales que pueden haber estado presentes en los planetesimales. Por orden de abundancia ellos son: olivino: (Mg, Fe)2SiO4 densidad: 3.27-3.37; hipersteno (Mg,Fe) SiO3d, densidad: 3.3-3.9; troilita FeS, densidad 4.67-4.79; cromita  FeCr2O4 , densidad: 4.5-4.8; feldespato sódico: NaSi3AlO8 , densidad; 2.61; fosfato cálcico: Ca(H2PO4) 2 densidad: 2.2. Esta composición condrítica reafirma la noción del predominio de los minerales silicatados con abundante hierro y magnesio. En menor grado se encuentran sulfuros y óxidos, los alumino-silicatos sódicos y los fosfatos cálcicos
En conclusión, la composición original del planeta habría sido principalmente silicatada y las diferencias  entre los diferentes niveles no serían composicionales sino relacionadas con las densidades respectivas de los minerales producto de las diferentes fases mineralógicas.
El cambio gradual de fase de los minerales silicatados lleva a que, en las niveles exteriores del planeta,  se forme una corteza de menor densidad. Esta corteza es la CORTEZA TERRESTRE de composición silicatada granítica.   

lunes, 22 de abril de 2019

Judaismo, Cristianismo e Islam
Las religiones monoteístas de Medio Oriente y la búsqueda del poder por cualquier medio (reflexiones)
Danilo Antón
Estas reflexiones tan solo buscan mostrar algunos aspectos de las religiones monoteístas organizadas que prácticamente desde su comienzo fueron utilizadas como herramientas para obtener y conservar el poder y para lograr el control de los territorios, los recursos, las sociedades y las mentes.
En los países del Oriente Medio surgieron algunas de las religiones más importantes, desde el punto de vista del número de creyentes y su influencia en la geografía política y social de esas naciones.
El judaísmo surgió como un conjunto de tradiciones, al principio trasmitidas por vía oral, que narran la historia legendaria de un pueblo influida por la intervención de un Dios único. Jehová (en hebreo יהוה transliterado YHWH). Esta historia está contenida en la Torah, un libro sagrado que contiene la narrativa fundacional del pueblo judío: sus pruebas y tribulaciones, y su pacto con su Dios, que consiste en seguir una forma de vida plasmado en un conjunto de obligaciones morales y religiosas y leyes civiles. Si bien el primer profeta (Abraham) habría vivido en el siglo XX AEC y el segundo profeta que recibió los mandamientos divinos en el siglo XII AC, La mayoría de los expertos bíblicos creen que la Torah fue efectivamente escrita entre los siglos VI y IV AEC, aunque algunos componentes pueden ser anteriores.
Por su parte, la segunda religión monoteísta que adquirió importancia históric
a, derivada del judaísmo, es el cristianismo. Se basa en las enseñanzas de un profeta, Jesús, cuya vida es narrada en un libro sagrado generalmente llamado Nuevo Testamento, que está constituido por cuatro evangelios
oficialmente autorizados o canónicos (Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan). El cristianismo también incluye los libros sagrados del judaísmo, denominados genéricamente Antiguo Testamento. La existencia real de Jesús ha sido solamente confirmada por los diferentes Evangelios, no solo los oficiales, sino también varios otros que se han conservado o se conocen fragmentos, pero que no fueron reconocidos por las autoridades eclesiásticas. Según los historiadores bíblicos los evangelios fueron trasmitidos oralmente y solamente fueron escritos entre los años 65 y 100 DEC o sea más de 30 años después de la fecha en que habría sido crucificado Jesús.
Al igual que el judaísmo, el cristianismo basa su sistema religioso en la existencia de un solo Dios y la confirmación de la llegada del Mesías anunciado por los profetas del Antiguo Testamento, y cuya muerte permitiría redimir a la humanidad de sus pecados. Los libros incluyen enseñanzas morales trasmitidas por Jesús durante su vida.
El Islam, que también es una religión monoteísta, se desarrolló como religión en Arabia donde un profeta (Mahoma), considerado por sus fieles como enviado por Dios (Alá), predicó una fe basada en los antiguos libros judíos y cristianos a los que se agregó un nuevo mensaje último y definitivo, el Corán, que contiene las premisas fundamentales de la nueva religión. En él se establece que “No hay más Dios que Alá y Mahoma es su profeta. El Corán también define las obligaciones de los musulmanes (fieles del Islam) incluyendo los cinco pilares del Islam, profesión de fe, oraciones diarias, zakat (limosna), ayuno en el mes de ramadán y peregrinación a la Meca por lo menos una vez en la vida, y varias enseñanzas morales, muchas de las cuales están comprendidas en los otros libros sagrados (Antiguo y Nuevo Testamento) y relatos de la vida de los profetas anteriores principalmente Abraham, Moisés y Jesús. Al igual que la Torah y los Evangelios Cristianos, el Corán fue memorizado por los seguidores de Mahoma y solamente fue escrito o recopilado varios años más tarde. En definitiva las tres religiones monoteístas comenzaron siendo tradiciones orales y solo más tarde, algunos años, décadas o siglos después fueron registradas por escrito.
Los fieles de estas tres religiones son numerosos. Hay unos 2,000 millones de cristianos, 1,500 millones de musulmanes y 15 millones de judíos. Por esa razón, en gran medida, los pensamientos y acciones de muchas sociedades que abrazan estas fes están influidas directa o indirectamente por los mandatos morales, sociales o políticos cumplidos o no cumplidos de estas religiones.
Ahora bien, todas estas religiones son originarias del Medio Oriente (Palestina, Israel, Arabia) y desde sus comienzos se han disputado la adhesión de los pueblos de esa región. La historia del Medio Oriente es en gran medida la confrontación de grupos organizados que en nombre de estas religiones se enfrentaron en sucesivas guerras por el control de territorios, recursos y sociedades. En los hechos estas religiones fueron el motivo o la excusa de enfrentamientos sangrientos, muertes, violaciones, saqueos, torturas, intolerancia racial o religiosa, esclavización o limpiezas étnicas que comenzaron hace más de veinte siglos y todavía continúan hoy. No solo se han enfrentado violentamente estas tres religiones entre sí, sino también diferentes tendencias o sectas en estas religiones también lo han hecho.
Estos conceptos se refieren a las religiones organizadas, las diferentes iglesias, y sobre todo los estados y gobernantes que basan su poder en la religión. En ese sentido podemos considerar que las religiones monoteístas organizadas, prácticamente desde sus comienzos fueron utilizadas como herramientas para obtener y conservar el poder, y para mejor controlar los recursos, los territorios, las sociedades y las mentes.
Y todavía lo son.

domingo, 21 de abril de 2019

Una paradoja ecológica: el Mar Muerto se está muriendo

El Mar Muerto, también llamado Al-Bahr Al-Mayyit en árabe, es el punto más bajo de la Tierra. Recibe como única fuente de agua el río Jordán, que a su vez es una salida del lago de agua dulce conocido como "Mar de Galilea".
La cuenca superior del sistema Jordán-Galilea abarca a Siria, Líbano, Israel, Jordania y Palestina. Importantes volúmenes de agua de esta cuenca se utilizan para el riego (principalmente en Israel) y debido al clima muy seco, el Mar Muerto tiene un déficit continuo de agua.
La concentración de sales promedio en el Mar Muerto es de 33.7% que es casi diez veces la salinidad del agua del océano (aproximadamente 3.5%)
Actualmente su superficie y costas están a 430.5 metros bajo el nivel del mar, que es la elevación más baja de la tierra.
El Mar Muerto está dividido en dos "cuerpos de agua", una cuenca norte más grande de unos 50 kilómetros (31 millas) de largo y 15 kilómetros (9 millas) de ancho en su punto más ancho y una más pequeña en el sur conectada a la principal a través de un canal. .
El nivel del lago disminuye continuamente a una velocidad de 1.5 metros por año acelerándose gradualmente. Se espera que alcance los 500 metros bajo el nivel del mar alrededor del año 2050. Al mismo tiempo, el área del lago está disminuyendo. De más de 1.050 km2 en 1930 se ha reducido en la actualidad a menos de 600 km2.
La situación política no ayuda. Si los países de la cuenca no coordinan los esfuerzos y la planificación del Mar Muerto desaparecerá por completo a finales de siglo.
A pesar de su nombre, el Mar Muerto no es una masa de agua "muerta".
Si bien es cierto que los organismos superiores (peces, por ejemplo) no pueden sobrevivir en el agua del Mar Muerto, varios microorganismos sí pueden. De hecho, varias bacterias y algas microscópicas viven en sus aguas. Estos microorganismos pueden sobrevivir porque están bien adaptados a condiciones de hiper-salinidad. Por otra parte, durante los períodos muy lluviosos o inundaciones, la afluencia de agua dulce cambia la composición química ar Muerto, aumentando así el volumen y la cantidad de microorganismos que viven allí. En esos períodos, la superficie del agua se torna de un rojo brillante, lo que indica la presencia de ciertas algas (Dunaliella).
Un hecho poco conocido es que en ciertas áreas y niveles, el Mar Muerto en realidad contiene agua dulce. Esta proviene de manantiales de agua dulce que se encuentran en su parte inferior. Cerca de estos manantiales se pueden encontrar más tipos de microorganismos: algas unicelulares, cianobacterias y sulfo-bacterias. Otros microorganismos que se encontraron en el fondo del Mar Muerto incluyen casi 80 especies de hongos.
Muchos de los microorganismos que se encuentran en el Mar Muerto son criaturas únicas, algunas de las cuales no habían sido previamente conocidas por la ciencia.

sábado, 20 de abril de 2019

Geomorfología del Uruguay: metodología e interpretación genética
Danilo Antón
1. Introducción
La geomorfología de un territorio es el resultado de varias causas, algunas internas del planeta (p.ej. tectonismo y vulcanismo) y otros derivados de elementos externos, en particular la evolución del clima a lo largo del tiempo.
La persistencia de un tipo climático da lugar a un cierta modalidad de morfogénesis y cuando se produce un cambio climático también se modifican los procesos morfogenéticos. En el caso del Uruguay, en la historia geomorfológica han actuado dos sistemas de morfogénesis principales con un impacto muy diferenciado sobre la formación del relieve: el sistema morfogenético árido y el sistema morfogenético húmedo. El sistema árido, caracterizado por ausencia de vegetación, escurrimiento torrencial e intensa erosión en las laderas, da lugar a relieves irregulares y aplanados en los interfluvios, amplios valles e importantes acumulaciones sedimentarias en las cuencas. El sistema húmedo, en cambio, da lugar a una cobertura vegetal contínua, infiltración predominante, pedogénesis generalizada, escurrimiento freático e hipodérmico, ríos libres de sedimentos, caudales fluviales regulares y erosión en los cauces. La interferencia periódica de ambos sistemas da lugar a dos tipos de lechos, un lecho menor asociado al funcionamiento “húmedo” del sistema y un lecho de crecientes o mayor cuando la cobertura vegetal no alcanza para posibilitar la infiltración de las lluvias instantáneas (funcionamiento árido). La interferencia geológica genera relieves escalonados donde los aplanamientos y terrazas reflejan los períodos áridos y los escalones (o entalles) la existencia de un clima más húmedo en el pasado.


2. Marco estructural y tectónico de la geomorfología uruguaya
2.1 El Escudo Brasilero
La geomorfología del territorio uruguayo está modelada en el extremo meridional del cratón generalmente denominando “Escudo Brasilero”, y más particularmente sobre los bloques de la Isla Cristalina o Escudo Uruguayo- Riograndense (EURG).
Esta Isla Cristalina aflora en la mitad sur del Uruguay y en el sur-suroeste del Estado de Rio Grande do Sul en Brasil.
Al igual que el Escudo principal, el Escudo Uruguayo-Riograndense está hundido en forma escalonada en dirección noroeste y oeste, hacia la llamada Cuenca Paranaense, y elevado en su extremo sureste. A partir de allí, en la zona de contacto con los fosas tectónicas de la Plataforma y oceánicas se hunde abruptamente generando una escarpa cercana y paralela a la línea costera.

2.2. La escarpa costera
En el Uruguay, el Escudo (EURG) también se encuentra elevado al sureste pero las diferencias de nivel con relación a las llanuras costeras son sensiblemente menores (300 a 500 metros). La disección de esta escarpa generó una zona con importante energía de relieve que a los efectos de este trabajo denominaremos: “Serranías del Mar Uruguayas”. La escarpa original fue degradada por procesos erosivos en tiempos Cenozoicos. Como resultado de esta evolución erosiva prolongada el frente de escarpa se encuentra fraccionado.
En la actualidad, la escarpa es visible por trechos, particularmente en el contacto con algunas zonas tectónicamente subsidentes como por ejemplo en el límite este de la fosa de Santa Lucía, en el límite del bloque elevado de la Sierra de Ánimas.

2.3 La escarpa basáltica de Haedo
Los bloques cristalinos del territorio se encuentran hundidos e inclinados hacia el noroeste hasta profundidades de 2,000 metros en la zona de Salto y Bella Unión.
El borde oriental del basalto sufrió importantes procesos erosivos que afectaron especialmente a los materiales arenosos y friables de la subyacente formación Tacuarembó. Las formaciones basálticas que son mucho más resistentes, se expresaron geomorfológicamente como una escarpa enfrentada al este y con dirección general norte-sur. Es la llamada escarpa de Haedo o escarpa basáltica de Haedo.
Las diferencias de nivel de esta escarpa con los terrenos arenosos del pie de monte son del orden de 200 a 300 metros (con pendientes de 2-4 %).

3. Testimonios de antiguas fases áridas: los interfluvios aplanados
Uno de los rasgos geomorfológicos principales del relieve uruguayo es la presencia generalizada de interfluvios de cima aplanada que se consideran asociados a prolongados períodos de aridez durante el Cenozoico.
Ellos son particularmente notorios en el Norte del país, en el área basáltica, en donde la estructura horizontal o casi-horizontal de las sucesivas coladas facilita su conservación.
En otras regiones, si bien con menos nitidez, estas superficies planas o suavemente onduladas de interfluvios son también muy frecuentes, adquiriendo expresiones importantes en la Cuchilla Grande Principal y en la Cuchilla Grande Inferior.
Las características básicas de los aplanamientos de interfluvios son los siguientes:}
1. Se dan sobre rocas de diversa naturaleza: granitos, migmatitas, ectinitas, riolitas, basaltos, areniscas, etc.
2. La superficie es rara vez plana. En general, presentan un relieve suavemente ondulado, aunque siempre claramente contrastante con las laderas de los valles vecinos.
4. En los aplanamientos más elevados las formaciones superficiales son poco potentes (rara vez más de dos metros) presentando además granulometrías variables. En los niveles más bajos la potencia puede ser mayor.
5. Normalmente se asocian a estas superficies (especialmente en los niveles más elevados) acumulaciones de piedras angulosas, a veces formando pavimentos (p.ej. Sierra de Palomeque).y mucho más raramente cantos rodados. En los niveles intermedios y bajos se presentan en forma de conos de deyección (p.ej. los abanicos aluviales de la formación Malvín), de terrazas (formación Salto) o rampas suaves más o menos onduladas (lodolitas de las cuencas de Santa Lucía y Laguna Merín).
6. En las superficies medias y altas los suelos son predominantemente superficiales, aunque pueden existir suelos profundos en ciertas superficies de mayor desarrollo cartográfico o sobre formaciones de alteración que las recubren. En las superficies bajas, normalmente con subsuelo lodolítico, son mucho más frecuentes los suelos profundos.
7. La presencia de suelos y paleosuelos rojos no es generalizada y parece estar ligada sobre todo a ciertos rasgos litológicos de la roca generadora (micaesquistos, basaltos). En ciertos casos se identificaron formaciones de terra rossa sobre calizas, como es el caso de algunos suelos en las inmediaciones de María Albina, en Treinta y Tres..
8. La presencia de aplanamientos es común en los interfluvios principales del territorio uruguayo (Cuchilla Grande Principal e Inferior, de Haedo) y en varios otros de carácter secundario (Cuchillas Belén, Palomeque, Villasboas, de la Casa de Piedra, etc). Estos aplanamientos que se corresponden con las zonas más altas de país presentan pocos relieves más elevados en las cercanías. Cuando éstos existen, son de muy poca jerarquía orográfica relativa.
9. Los niveles o “escalones” más bajos suelen estar recubiertos o constituidos por lodolitas de espesor variable.
10. Los aplanamientos que incluyen suelos y paleo-suelos rojos ocupan una posición topográfica más elevada que los niveles cubiertos de lodolitas.

4. Aspectos morfogenéticos
Todos los elementos mencionados anteriormente tienden a mostrar que estas superficies:
  1. son superficies originadas por erosión, tal como lo indica la inexistencia o escasez de cobertura sedimentaria,
  2. han sido elaboradas en un período de tiempo prolongado, hipótesis que se deduce de su amplia extensión en el país y la inexistencia de relieves más altos o rareza de los mismos, y
  3. se generaron en condiciones de agresividad erosiva considerable, tal como lo demuestra la eliminación de relieves pre-existentes, aún aquellos de rocas duras.
Las formaciones superficiales de granulometría variada, incluyendo niveles de piedras angulosas y cantos, apoyan dichas hipótesis.
Estas condiciones se dan en los climas áridos-semiáridos, con formación de laderas escarpadas de retroceso rápido hasta la eliminación casi completa de los interfluvios por erosión, la formación de extensas rampas (glacis de acumulación o bajadas) que incluyen delgadas láminas de depósitos coluviales y depósitos aluviales en las planicies aluviales de paleo-oueds(wadis) y “playas” (llanuras lacustres o aluviales áridas).

5. Los depósitos correlativos a los aplanamientos
Los depósitos de “playas” y planicies aluviales superiores áridas fueron, en la mayor parte de los casos, retomadas por los entalles posteriores y barridas del paisaje. Sólo se conservan algunos materiales de conos de deyección, ciertos trozos de glacis de acumulación y pedimentos, y zonas de viejos interfluvios áridos muy erosionados.
Por esta razón resulta imposible encontrar superficies perfectamente planas y son raras las acumulaciones aluviales netas. La persistencia de un clima árido dio cuenta de ellas.
La presencia de 2 o 3 niveles en varios lugares indicaría la existencia de varios períodos de aplanamiento principales con recrudecimiento de las condiciones erosivas del medio separados por fases más húmedas de entalle o por períodos de activación de los procesos de tectónica ascendente.
De la ubicación morfológica de los aplanamientos se puede inferir una antigüedad considerable de los mismos.
Una parte importante de los sedimentos erosionados en los interfluvios se depositaron en las cuencas de sedimentación deprimidas y/o subsidentes contiguas conservándose dichos depósitos como testimonios estratigráficos de los procesos morfogenéticos de las tierras altas aledañas (p.ej. depósitos de las formaciones Fray Bentos, Salto, Raigón, Malvín, etc).

6. Morfologías regionales de los interfluvios aplanados
La morfología de los interfluvios aplanados es relativamente constante; una superficie alta casi plana o suavemente ondulada, una ruptura de pendiente frecuentemente escarpada, y laderas más o menos empinadas que culminan en un thalweg de profundidad variable.
En el área basáltica, los aplanamientos pasan lateralmente a laderas escarpadas, al pie de las cuales se desarrollan rampas o glacias que hacia su sector inferior se relacionan con planicies aluviales bastantes amplias. En la región cristalina (Cuchilla Grande Inferior y Principal) existen aplanamientos estrechos y suavemente ondulados. Las nacientes de los cursos de agua que descienden desde estos interfluvios aparecen entallados formando valles fluviales profundos (en v) y quebradas, que lateralmente pasan a valles con fondo plano debido a las acumulaciones aluviales.
En el área sedimentaria gondwánica los interfluvios aplanados son poco frecuentes debido a la mayor erodibilidad de las areniscas y otras formaciones análogas. Sin embargo, en algunos lugares se las aprecia claramente (Cuchilla de la Casa de Piedra en Tacuarembó). En estas zonas las llanuras aluviales son muy amplias ocupando la mayor parte de los valles.

7. Consideraciones paleográficas y paleoclimáticas
La historia geológica de las formaciones sedimentarias del Uruguay durante el Mesozoico y Cenozoico se puede dividir en dos períodos:
a) un primer período en que dominaron los depósitos de areniscas (formaciones Buena Vista y Tacuarembó en el Triásico y Jurásico y las formaciones Guichón, Mercedes y Asencio en el Cretácico Superior) que excede la temática de esta comunicación por su menor incidencia directa en la morfogénesis (aunque su influencia indirecta es importante),
y ) un segundo período con predominio de secuencias limosas (formaciones Fray Bentos y Libertad, lodolitas de la Laguna Merín, formaciones Dolores y Sopas).
Estos dos períodos se caracterizaron por la persistencia de climas áridos y semiáridos, separados por un intervalo tropical húmedo en el Paleoceno (aproximadamente hace unos 60- 65 millones de años).
La inauguración del segundo período mencionado, con clima predominantemente semiárido, está precedida por un acontecimiento orogenético fundamental en el oeste del continente sudamericano: la elevación de la cadena andina que fue acompañada de erupciones volcánicas con emisiones de cenizas. Estas se depositaron sobretodo al pie de los volcanes y en el pie de monte de la naciente cordillera andina. Algunas fueron transportadas por los vientos hasta el territorio que hoy corresponde al Uruguay.
Esta hipótesis es refrendada por la presencia importante de vidrios volcánicos de granulometría limosa en la formación Fray Bentos (Oligocena, Miocena) y en los depósitos pampeanos pleistocénicos correlacionables con la formación Libertad.
Fray Bentos es la representante sedimentaria de un prolongado período semiárido que duró varios millones de años y que, desde el punto de vista territorial, se extendió desde el pie de monte andino hasta la costa atlántica dando lugar a enormes superficies de erosión con un área de varios cientos de miles de km2.
Similares formaciones se encuentran en la provincia de La Pampa en Argentina en las cercanías de la ciudad de Santa Rosa (formación Cerros Azules y otras).
Debido a dichos procesos, durante ese período, los relieves preexistentes fueron modelados en aplanamientos erosivos que hoy están representados, según creemos, por los aplanamientos principales de la Cuchilla Grande y cuchillas menores y el aplanamiento de Masoller en la Cuchilla de Haedo.

8. Período semi-árido plio-pleistocénico con escaso aporte de limos
Durante el Plioceno y primera parte del Pleistoceno se instauró un clima semiárido sin aporte de limos. Ello probablemente se debió a un cambio en la dirección de los vientos, a una estabilización de las zonas de origen de los mismos (debido a una humidificación climática) o la interrupción de la actividad volcánica en los Andes.
Es un período en que predominaron los niveles arenosos y gravillosos, intercalados con arcillas, indicadores de un régimen fluvial con clima semi-árido.
Este ambiente dio lugar a las acumulaciones de la formación Salto en el litoral, a la formación Raigón en la cuenca del Santa Lucía, y a la formación Malvín en el pie de monte de la Sierra de las Ánimas.
Las terrazas de la formación Salto se relacionan con los escalones erosivos en la región basáltica que denominamos “Sarandí del Arapey” que aparece como un escalón intermedio por debajo de la superficie Masoller y por encima de las planicies aluviales Sopas- Mataojo (ver más adelante).
Los depósitos de Raigón, que rara vez constituyen terrazas, se relacionan con las superficies de erosión intermedios de las cuchillas cristalinas del sur y la formación Malvín está constituida por abanicos aluviales de pie de monte a la salida de las abras de la Sierra (p.ej. Abra de Zabaleta, Abra de Castellanos).

9. Morfogénesis loésica y lodolítica del Pleistoceno Medio
Por encima de las superficies de erosión plio-pleistocénicas y de sus formaciones fluviales correlativas se depositaron formaciones limosas más o menos lodolíticas y/o loésicas.
Estos aportes se debieron probablemente a la intensificación de la actividad volcánica explosiva en los Andes, al cambio de dirección de los vientos o a la acidificación en las zonas de origen (pie de monte andino).
En principio estos limos provinieron del pie de monte andino dejando como testimonio varios pavimentos de cantos rodados, que probablemente forman parte de los llamados “rodados patagónicos”.
El nuevo influjo de limos eólicos desde los Andes cambió dramáticamente las condiciones geomórficas superficiales.
La llegada de importantes volúmenes limosos recubriendo los suelos dio lugar a la formación de fluidos de mayor viscosidad que se depositaron con poca o ninguna estratificación en las laderas y valles suavizando las aristas del relieve.
La cobertura vegetal, probablemente herbácea o de parque, dio lugar a procesos de bioturbación que borraron la estratificación remanente.

10. Morfogénesis asociada a los aportes loésicos y aluviones limosos del Pleistoceno Superior
En el Pleistoceno Superior se encuentra un conjunto de depósitos predominantemente limosos que también tienen una importante componente eólica. Pensamos que su origen está relacionado con el pie de monte de las colinas pampeanas (cerca de la ciudad de Santa Rosa en la Provincia de La Pampa, Argentina).
Allí los vientos del sudoeste levantaron las partículas limosas, dejando en el sitio los materiales arenosos bajo la forma de sistemas dunares. Los limos fueron transportados a través de la llanura platense (en ese momento casi totalmente emergida) siendo retenidos por la vegetación (probablemente con un clima de tipo sub-húmedo y/o semi-árido) en el actual territorio uruguayo y luego retransportado por el agua a las planicies aluviales donde se acumuló con espesores relativamente delgados (rara vez más de 3-4 metros). En el suroeste del país la unidad cartográfica resultante es la formación Dolores, y en el norte, la formación Sopas.

Bibliografía
Antón, D. y Goso, H., 1974; Estado actual del conocimiento del Cuaternario en el Uruguay, Dirección de Suelos MGAP, presentado en el Congreso Geológico de Brasil, Porto Alegre.
Antón, D., 1974; Carta Geomorfológica del Norte del Uruguay 1: 500,000, Dirección de Suelos, MGAP, Uruguay
Antón, D., 1974-1975 Varias Cartas Geomorfológicas Detalladas (Sa de Palomeque, Sa de Ríos, María Albina, Confluencia Yerbal- Olimar); Dirección de Suelos, MGAP, Uruguay
Antón, D., 1975 Cuchilla de la Casa de Piedra, Tacuarembó (para la Tesis de Maestría del Ing. Agr. Gustavo Saco) Dirección de Suelos, MGAP, Uruguay
Antón, D. y Prost. M.T., 1975; Carta geomorfológica de las terrazas del Arroyo Malvín, Maldonado y Carta Geomorfológica de la Cuenca del Arroyo Solís Grande, Dirección de Suelos, MGAP, Montevideo, Uruguay
Antón, D., 1997-8 Carta Geomorfológica de la Región Este del Uruguay (Probides), Uruguay
Antón, D., 2005 Informe sobre el impacto de la forestación en el Sistema Acuífero Litoral, informe para UNESCO y Dirección de Hidrografía, Uruguay.
Bossi, J. y Navarro, R.; 1991, Geología del Uruguay; Universidad de la República, Montevideo, Uruguay
Verolavsky, G., Ubilla,M. y Martínez, S. (editores), 2004; Cuencas Sedimentarias del Uruguay. Cenozoico, DIRAC, Montevideo, Uruguay


Carta geomorfológica genética esquemática del Uruguay


Columna geomorfológica genética y estratigráfica del Uruguay

Era/ período/
Época
Morfogénesis costa, cristalino
Morfogénesis en la región basáltica
Morfogénesis en la región gondwánica
Pedogénesis
Clima
Sedimentos, alteritas
Reciente
Erosión antrópica
Escasa

Escasa
Sub-húmedo
Limos aluviales, lodos    litorales
Holoceno

Escasa
Entalles
Moderada
Sub-húmedo
Sed.humíferos (l.de Mosquitos)
Pleistoceno Superior
Llanuras aluviales limosas
Llanuras aluviales limosas
Erosión interfluvios, llanuras arenosas
Formación de suelos: acreción, bioturbación
Sub-húmedo a semi-árido
F. limosas de llanuras costeras y aluviales (Dolores y Sopas)
Pleistoceno Medio a Superior
Débiles entalles
Débiles entalles
Entalles
Formación de suelos
Sub-húmedo a húmedo

Pleistoceno medio


Erosión en interfluvios, formación de llanuras arenosas
Formación de suelos por acreción, procesos de bioturbación
Semi-arido a sub-húmedo
Limos eólicos y lodolitas,
formación Libertad y correlativas
Pleistoceno inferior
Entalles
Entalles, fuertes en la zona de escarpa, débiles en la cuesta basáltica

Formación de suelos profundos
Húmedo
Algunos suelos rojizos (alteritas “curupienses”)
Plioceno
Erosión en interfluvios y formación de llanuras aluviales, liberación de bochas graníticas
Formación de superficies de erosión intermedias, terrazas fluviales

Escasa
Semiárido
Formaciones arenosas y gravillosas, con niveles de arcillas (formaciones Raigón, Salto y Malvín)
Mioceno- Oligoceno
Desarrollo de superficies de erosión (C.Grande),
liberación de bochas graníticas (Sa de Mahoma)
Desarrollo de superficies de erosión (Masoller)

Escasa
Semiárido
Formaciones limosas y limo-arenosas calcáreas (formación Fray Bentos)
Eoceno- Paleoceno
Formación de suelos profundos y entalles fluviales
Entalles fluviales en la escarpa

Formación de suelos tropicales
Tropical húmedo
Alteritas del miembro del Palacio



Cretácico
Superior
Desarrollo de aplanamientos elevados expresados en niveles de cimas
Desarrollo de aplanamientos elevados (p.ej. Charqueada)

Escasa
Semiárido
Sedimentos aluviales
(f.Asencio, Mercedes, Guichón)
Comienzo de degradación de la escarpa serrana costera
Formación de la escarpa basáltica




Cretácico Medio
Formación de escarpa serrana del Sur


Indeterminada


Cretácico Inferior
Subsidencia fosas tectónicas Santa Lucía y Laguna Merín.
Efusiones basálticas

Indeterminada


Jurásico- triásico
Intensificación subsidencia Cuenca del Paraná


Escasa a nula

Areniscas eólicas, fluviales y lacunares (F.Tacuarembó)
Paleozoico
Comienzo subsidencia cuenca Paraná


Indeterminada