viernes, 17 de mayo de 2019

La heroica lucha del pueblo sahrahuí contra el imperialismo de Marruecos


El Sahara Occidental es un estado independiente cuyo territorio se encuentra mayoritariamente ocupado por el Reino de Marruecos.  Su superficie es de 266,000 km2 y su población en las zonas ocupadas por Marruecos de unos 500,000 habitantes. Su clima es extremadamente árido y su territorio cuenta con pocos recursos naturales debido a la escasez de precipitaciones. Su economía se centra en el pastoreo nómada, la pesca y la extracción de fosfatos en Bucraa, que constituye uno de los mayores yacimientos de fosfatos del mundo.
Desde el siglo XIX el Sahara ocupado por España estableciendo el control colonial sobre su territorio. En 1975 España decidió retirarse cediendo el control nominal del país y dividiendo el territorio entre Marruecos y Mauritania.
Las fuerzas independentistas saharianas (Frente Polisario) que habían luchado contra el colonialismo español debieron enfrentarse a los estados de Marruecos y Mauritania primero, y luego a Marruecos que mantendría su ocupación del territorio denominándolo “Provincias Meridionales”. La presencia de Marruecos en el Sahara Occidental no es reconocida por ningún otro estado del mundo.
Por su parte, el Frente Polisario también declaró la independencia en 1976, creando la República Árabe Saharauí Democrática  (RASD) que al cabo de unos años fue reconocida por más de 80 países.
Las guerrillas del Polisario, con base en Argelia, lanzaron, entre 1976 y 1978 continuos ataques contra las tropas marroquíes y mauritanas en el Sáhara Occidental (llegaron incluso a atacar la capital de Mauritania). Como consecuencia de esta guerra de desgaste, Mauritania renunció a sus pretensiones territoriales en el Sáhara y en 1979 firmó la paz con el Frente Polisario. Sin embargo, su lugar fue ocupado por Marruecos, que proclama su soberanía sobre la totalidad del territorio del Sáhara Occidental.
En agosto de 1980, Marruecos comenzó la c
onstrucción de un muro que divide el territorio del Sáhara Occidental de norte a sur. El muro fue terminado en 1987, mide 2720 kilómetros de largo, protegiendo los yacimientos de fosfatos de Bucraa y las ciudades de El Aaiún y Smara, Está construido de arena de unos 2 metros de alto, rodeado de campos minados, posee fortalezas cada 5 km y está resguardado por decenas de miles de efectivos militares. ​
En la actualidad el Sahara Occidental es uno de los 17 territorios no autónomos bajo supervisión del Comité Especial de Descolonización de ONU: La RASD administra la región al este no controlada por Marruecos, la cual denomina Zona Libre. Al mismo tiempo, Mauritania ocupa la ciudad sureña de La Güera y zonas adyacentes a esta dentro de la península de Cabo Blanco.
Marruecos controla la mayoría de los alimentos para la población urbana, el comercio y las principales actividades económicas son controlados por el gobierno marroquí. Los ingresos y estándares de vida se encuentran sustancialmente por debajo de los de Marruecos.
La población del Sahara Occidental es en su mayor parte es de origen árabe (bereberes arabizados) y bereber. Existe también una escasa minoría de ascendencia española o europea y subsaharianos. Gran parte de la población saharuí originaria (alrededor de 155.000 debió dejar sus tierras viéndose obligados a  vivir en campamentos, particularmente en Tinduf.


A pesar que su territorio esta ocupado militarmente en gran parte, los saharuíes, basados en sus campamentos de frontera que establecieron hace más de 40 años, están constantemente circulando y ocupando el territorio que quedó fuera del muro procurando desminar los campos desérticos.contiguos. Al mismo tiempo desarrollan una intensa actividad diplomática, que les ha permitido mantener su presencia  a nivel internacional sin decaer en su lucha despareja contra el imperialismo marroquí.

miércoles, 15 de mayo de 2019

El Sistema Acuífero Guaraní

A fines de la década de 1980 cuando estábamos trabajando como Oficiales de Programa en el Centro de Investigaciones para el Desarrollo de Canadà tuvimos la oportunidad de desarrollar un proyecto de investigación sobre un acuífero importante en América Latina. Ya conocíamos la existencia de varios acuíferos conectados en el Cono Sur de América del Sur (Botucatú en Brasil, Tacuarembó en Uruguay y Argentina, Misiones en Paraguay). Propusimos y organizamos reuniones para coordinar los estudios y actividades de estos acuíferos en cada uno de los países y finalmente, propusimos que todos ellos se integraran en un solo sistema acuífero para el sugerimos el nombre “Sistema Acuífero Guaraní” en homenaje a la nación guaraní cuyo territorio ancestral coincidía con el gran acuífero. El nombre finalmente fue aceptado a nivel internacional.
El Sistema Acuífero Guaraní está contenido en areniscas de edad jurásico-cretácea (180-120 M. años).
 Estas arenas se depositaron en un prolongado y gigantesco ambiente árido que dio lugar a la formación de numerosas dunas (desierto de Botucatú).
Hace unos 120 millones de años entraron en erupción muchos volcanes a lo largo de grandes grietas de la corteza que gradualmente fueron cubriendo las arenas.
Luego de 20 M. años las arenas fueron tapadas por lavas basálticas
En ese período se produjo la separación de América del Sur de África y la formación del océano Atlántico.
Sobre las lavas creció la vegetación, se formó suelo, corrieron ríos, se depositó más arena en los cauces, y gradualmente se fue formando el relieve actual que todos conocemos.
Las antiguas arenas del desierto se han consolidado en areniscas  y están en general cubiertas por basaltos pero en algunos sitios afloran.
Ello ocurre por ejemplo en la sección sur del Acuífero, cerca de Tacuarembó, Uruguay, en la sección norte, en Riberao Preto en el estado de São Paulo en Brasil o en Itapúa en Paraguay.
Por eso cuando llueve en Tacuarembó, en Riberao Preto o en Itapúa, parte de la lluvia se infiltra en las arenas.
El agua infiltrada fluye hacia el oeste y sur por debajo del basalto hasta descargarse cerca del valle del río Paraná, probablemente en las depresiones cenagosas cercanas a los grandes ríos (por ejemplo, los esteros de Iberá).

El Sistema Acuífero Guaraní está compuesto de varios dominios diferenciados
1)    Un dominio complejo de gran extensión en el norte (Brasil y Paraguay) que tiene la forma de una cuenca con sus bordes en las sierras y colinas de Paraguay y la Serra do Mar de Brasil. Las formaciones areniscosas son Botucatù y Piramboia.
2) Un dominio más pequeño al sur que desciende en forma de escalera o plano inclinado desde Uruguay hacia el oeste (formaciones Tacuarembó y Buena Vista)
3) Un tercer dominio está en la zona de transición que se extiende desde Artigas en Uruguay a Uruguayana en Brasil y Posadas en Argentina. Allí  se encuentran las areniscas de la formación Misiones e intercalada en las coladas basálticas la formación de areniscas conocida como formación Solari.
4) Un cuarto dominio se observa en las zonas marginales de sus bordes norte y oeste.
A modo de ejemplo se observa que si se perfora un pozo en Guaviyú (Uruguay) o Concordia (Argentina) el agua sube por el pozo derramándose en la superficie con altas temperaturas (45-47   Cº). Esto se llama artesianismo termal.
La sección sur del Acuífero Guaraní ocupa unos 100,000 km2, de los cuales la mitad están en Uruguay y la otra mitad en Argentina.
La sección norte. del acuífero ocupa 80 % de la cuenca (1 millón de km2 ) y se extiende desde Misiones en Argentina hasta el Mato Grosso y São Paulo.
Las lluvias caídas en el este de São Paulo y en Paraguay al oeste, se filtran por las areniscas y fluyen hacia el centro de la cuenca por debajo del curso alto del Paraná.
Allí la cuenca adquiere su máxima profundidad (varios miles de metros), las areniscas su mayor espesor, la surgencia más potencia y las temperaturas son más elevadas (hasta 60º).
La sección sur ocupa 10% del total de la cuenca.
Otro 10%  está ocupado por el umbral que separa las dos secciones y otras áreas marginales.
La sección sur recarga su acuífero sobre todo por la infiltración directa de las aguas de lluvia y escurrimiento en una superficie total de unos 4,500 km2.
Si se estima una tasa de infiltración de 10%, la recarga anual aproximada sería  600  millones de m3 anuales o 20 m3 por segundo.  Con una tasa de infiltración de 20% y sumando una recarga indirecta inferida a través del basalto y otras formaciones la recarga por segundo sería de unos 80 m3 .
Estos caudales son similares al caudal medio del río Santa Lucía de Uruguay
Para toda la cuenca hay recarga directa en 75,000 km2.
Con una precipitación promedio anual de 1,500 mm y una tasa de infiltración de 10%, la recarga total anual de todo el  S.A.G. sería de unos 11,000 millones de m3. Ello equivale a una recarga aproximada de  350 m3  por segundo. Con 20% de tasa de infiltración más recarga indirecta, sería 700 m3/s
 Este caudal es similar o ligeramente superior al del río Negro de Uruguay o del río Ibicuy en Rio Grande do Sul y 5-10 veces inferior al río Uruguay. 
Si se la compara con los cursos de agua mayores de la región
La disponibilidad de agua del Sistema Acuífero Guaraní sería relativamente limitada.
Sin embargo tiene varias ventajas:
a)   Se encuentra distribuida en amplias zonas geográficas (no necesita conducción)
b)   En la región central presenta condiciones surgentes (no requiere bombeo)
c)   Posee temperaturas elevadas (35 a 60 Cº)
d) Normalmente tiene calidad potable y es muy poco vulnerable a la contaminación
Por otra parte tiene algunas desventajas:
a)   Las perforaciones del sector artesiano- termal son profundas y por lo tanto onerosas
b)   Defectos  de construcción de los pozos pueden provocar pérdida de surgencia o termalismo
c)    La explotación excesiva de pozos cercanos puede resultar en pérdida de presión y desaparición de la condición de surgencia.
d)   Las zonas de recarga son vulnerables al cambio de uso del suelo (p.ej. la forestación puede disminuir las tasas de infiltración)
Otra desventaja es su carácter internacional que hace más difícil ponerse de acuerdo para tomar las decisiones de gestión del acuífero, proteger las zonas de recarga, autorizar o no la perforación de nuevos pozos, controlar los caudales y la calidad.
Una gestión apropiada permitiría una explotación sostenible
Para ello se requiere:
a) Caracterización geológica e hidráulica del acuífero, incluyendo la determinación precisa de las zonas de recarga,  tránsito y descarga. 
b)   Limitación del número de pozos de acuerdo a dicha caracterización para mantener presión, surgencia, termalismo y calidad.
Estrategias para explotación sostenible (cont.)
c)    Determinación de caudales óptimos en pozos  y control de los mismos
d)   Utilización agua termal principalmente con fines termales.
Estrategias para explotación sostenible (cont.)
f)  Protección de las zonas de recarga para asegurar tasas óptimas de infiltración.
g)     Desarrollar un marco regulatorio coordinado en todos los países en que se encuentra el acuífero.
h)   Coordinación de acciones y medidas para  lograr una gestión armónica y sostenible del Sistema Acuífero.
La importancia de un proyecto internacional de gestión
Recientemente se ha logrado crear un mecanismo de coordinación para realizar los estudios necesarios y definir estrategias de futuro.
En ese sentido el Proyecto Sistema Acuífero Guaraní abrió una posibilidad para avanzar hacia una gestión participativa del recurso que debería permitir  su valorización y uso sustentable.
Las áreas piloto estudiadas en detalle son 4:
1) Área Piloto Ribeirão Preto
2) Área Piloto Itapuá
3) Área Piloto Salto-Concordia
4) Área Piloto Rivera-Livramento
En artículos sucesivos se describirán las áreas piloto en forma detallada.




martes, 14 de mayo de 2019

Falleció Daniel Vidart a los 98 años
Era profesor de geografía y yo fuí su alumno de práctica en 3o del IPA en 1966. En muchas ocasiones pude conversar sobre temas geográficos y antropologicos hasta que se fue a Colombia durante el período aciago de la dictadura. Me animó a que fuera a trabajar a Colombia pero, por esas cosas del destino, no se dió, y terminé yendo a México, desde donde mantuve una correspondencia ocasional con él.
Fue un pionero en muchas investigaciones antropológicas, recuerdo un libro impreso a mimeógrafo de 1962, creo, titulado "El totemismo entre los charruas" que me fue de mucha utilidad muchos años más tarde.
Escribió y publicó muchos libros e investigaciones generalmente vinculados a su experiencia profesional de antropólogo en diversas instituciones académicas del Uruguay y de América Latina,
Sus textos eran alardes semánticos manejando un extensísimo vocabulario que a veces obligaba a consultar un diccionario (antes no había google) y por supuesto poseía una riquísima biblioteca que hace un tiempo decidió donar a la Intendencia de Canelones y al Balneario Fortín de Santa Rosa.
En los últimos 25 años no le gustaron mucho algunas interpretaciones recientes acerca de los pueblos nativos del territorio uruguayo, considerando como válidos muchos documentos generados por las autoridades coloniales y criollas, que algunos nos atrevimos a reinterpretar o poner en duda. Tuvimos algunas polémicas con él que, según creo, fueron muy productivas y ayudaron a arrojar luz sobre las modalidades del genocidio charrúa-minuán perpetrado durante la invasión y colonización de la Banda Oriental.
Más recientemente, ya con más de noventa años, rejuveneció intelectualmente cuando apoyo fuertemente la legalización de cannabis asociado a su compañera Alicia Castilla.
En su larga vida, Vidart aprendió, enseñó, pensó, escribió, fue un activo intelectual que fue protagonista de ideas durante casi un siglo. Hoy, frente a su fallecimiento, todos los uruguayos tenemos que detenernos un instante para homenajear la existencia de este sanducero que nos dejó un legado intelectual valioso y que seguramente perdurará muchos años a través de sus libros, sus lectores y sus alumnos.
La Edad de la Piedra

Las clasificaciones evolutivas de las sociedades humanas están teñidas por una discriminación ideológica esencial. Las culturas basadas en el trabajo de la piedra son particularmente despreciadas. En el lenguaje común, la "Edad de la Piedra" es una época donde los seres humanos eran mucho menos competentes, eficientes e inteligentes. La Edad de la Piedra es el "paradigma" del atraso intelectual. Sin embargo, desde el momento en que los seres humanos se formaron con sus características actuales, hace varias decenas de miles de años (50,000 o tal vez más), las capacidades (fisiológicas)  humanas no han cambiado sustancialmente. Hubo, sí, cambios a nivel de las culturas. Las sociedades que utilizaban la piedra como herramienta principal o accesoria desarrollaron tecnologías apropiadas de acuerdo a las características del material pétreo y a sus necesidades. Las culturas de la piedra tallada como son, por ejemplo, el Solutrense europeo y la industria Clovis en América, han sido consideradas como expresiones intelectuales altamente sofisticadas por los expertos que recientemente se han dedicado a estudiarlas. Señala Bruce Bradley, especialista en la tecnología de la piedra tallada de nacionalidad estadounidense: "No se trata simplemente de romper la piedra...después del lascado inicial de una punta de lanza, viene una etapa en la que se tienen posibilidades prácticamente ilimitadas para continuar...después de treinta años de práctica intensa, todavía estoy al nivel de un mediocre artesano Clovis...esto es tan dificil y complejo como un juego de ajedrez". Douglas Preston, que realizó la investigación periodística sobre el tema para "The New Yorker" expresaba: "Fue una revelación ver que la fabricación de una punta Clovis era primariamente un proceso intelectual'. Ahora bien, las puntas Clovis son las más antiguas de América. Después de ellas hubo cientos de industrias diversas, en las que la piedra fue tallada, pulida y esculpida de innumerables formas. Todas las culturas de la piedra son extremadamente sofisticadas. Solamente la ignorancia de sus métodos y tecnologías puede llevar a sostener lo contrario. Los antiguos artesanos de la piedra nos han dejado un caudal de artefactos cuyo sentido es difícil de conocer.
Sabemos el uso práctico de muchos de ellos. Sin embargo, el camino intelectual necesario para producirlos y los fines profundos de sus manufacturas aún nos son ajenos.
Para recorrer con éxito el camino de la comprensión debemos comenzar a mirarlas con mucho más respeto.
Los seres humanos han modificado sus formas de articulación social, pero a nivel individual han cambiado poco. Modelados por la sociedad artificial del consumo, no son mejores que sus antepasados o hermanos que se educaron y viven en la naturaleza.
Son tan solo diferentes.
Del libro "Amerrique, los huèrfanos del paraiso",  Danilo Antón, Piriguazù Ediciones

lunes, 13 de mayo de 2019

Amerrique, las esencias de nuestro continente americano

No es  fácil enfocar las esencias de América.
Las toponimias han cambiado y las sendas han sido  oscurecidas por siglos de incomunicación y escamoteos.
Hoy utilizamos muchas palabras sin saber sus implicaciones históricas ni sus significados originales. Algunas de ellas son mucho más que simples “palabras”. Son voces que contienen sentidos antiguos.  Representan universos olvidados de visiones y magia. El propósito de este trabajo es recuperar las huellas escondidas y repensar la mitología oficial acerca de una de esas palabras que designa nuestro hogar y gentilicio: América.
Nuestra exploración comienza en el corazón de América Central, en una cadena montañosa poco conocida: la Sierra de Amerrique.

El nacimiento de un nombre
Las montañas de Amerrique, también llamadas, Amerique o Amerrisque, están situadas en América Central  entre el lago de Nicaragua y las tierras bajas que bordean las costas del Caribe.
Amerrique y Amerrisque son nombres muy conocidos por los habitantes del departamento nicaragüense de Chontales. A pesar de su uso común, estas designaciones no aparecen en la mayoría de los mapas geográficos de la región. Los cartógrafos y geógrafos han preferido utilizar las palabras: Cordillera Chontaleña o Sierra de Chontales. Hay de todos modos algunos mapas regionales o de Nicaragua  donde la cadena Amerrique se presenta con algunas variaciones menores. El Atlas Rand McNally del Mundo de 1973[i] utiliza el nombre  Sierra de Amerique, el diccionario francés Larousse de1982 en su sección de América Central[ii], la llama Sierra de Amérique, el Atlas de la Encyclopaedia Britannica, la llama  Sierra of Amerique, la edición de 1997 de la Encyclopaedia Britannica, Amerrique Mts[iii] y los mapas de Nicaragua de las Ediciones Nicarao utiliza el nombre Sierra de Amerrique.
A pesar que las palabras Amerrique or Amerrisque han sido dejadas de lado en la mayoría de los mapas y tratados geográficos e históricos, permanecen vivas en el lenguaje y las referencias locales. La palabra Amerrisque es usada habitualmente en la ciudad de Juigalpa para nombrar la cordillera cercana; hay muchos negocios, como armacias o carnicerías que se llaman Amerrisque e incluso un autobus local ha sido enominado Amerrisquito.

¿Como surgió la palabra?
El nombre Amerrique se relaciona con un pueblo antiguo que vivió en la cordillera antes de la invasión europea. A veces son llamados los Matagalpas[iv] o Chontales.  De acuerdo a algunos[v], su lenguaje era cercano al lenca, hablado en Honduras hasta tiempos muy recientes. Hay todavía una numerosa toponimia lenca con terminaciones similares: Lepaterique, Ajuterique, Chaparrastique, Lanterique, Aguanqueterique y Caguatique.  Hay también indicaciones que los lencas y matagalpas estaban relacionados con los mayas.  Los sufijos ik o ique quieren decir “viento” en la mayor parte de los lenguajes mayas. De acuerdo a Alfonso Valle  Candia, Amerrique significaría “Tierra de Muchos Vientos”.
Además de estas afinidades linguísticas, hay también lazos arqueológicos bien establecidos. Los ídolos de piedra que se encuentran a través de la Cordillera Amerrique, que en la actualidad se exhiben en el Museo de Juigalpa, muestran analogías sorprendentes con estatuas similares de Guatemala o Yucatán.

Amerisco-en-el-Mar

También se encuentran nombres similares en la costa del Caribe, a lo largo de las playas que se extienden desde Bluefields a San Juan del Norte. La zona al sur de Monkey Point, cerca de la desembocadura del río Maíz (Corn river) es conocida como Amerisco[vi] y hay referencias acerca de un sitio próximo a San Juan del Norte[vii], llamado America.
Todos estos elementos indican que, en tiempos antiguos, esta región de Nicaragua, que se extiende desde el mar Caribe al Lago de Nicaragua, se llamaba, en verdad Amerrique, Amerrisque, Amerisco o incluso, America. Casualmente (o no tan casualmente) esta región había sido visitada por Vicente Yáñez Pinzón, Juan Días de Solís, Pedro de Ledesma, Alberico Vespucci, e incluso el propio Cristobal Colón[viii], varios años antes de 1507, fecha en que el nombre América apareció por primera vez en un documento europeo.
  
La inspiración auténtica
Por largo tiempo se creyó en forma general que el nombre America era un tributo a “Americo” Vespucci, un geógrafo florentino que participó en varios viajes de exploración alrededor del año 1500. Investigaciones por algunos autores del siglo pasado, demostraron que, en el momento del “bautismo” del continente, el nombre usual de Vespucci no era Amerigo ni Américo, sino Alberico, y que fue probablemente el propio Vespucci  quien cambió su propio nombre alrededor de 1506-1507 para adaptarlo a la denominación novel de las “nuevas” tierras.
Por siglos, miles de autores, probablemente sin saberlo, han argumentado, que la palabra “America”, como los invasores europeos vino de más allá del Océano.
Nosotros pensamos que no fue así. Quien inspiró el nombre del continente no fue el Sr. Vespucci, más allá de todos sus méritos, sino el hermoso y rico país de los Amerriques, tierra de montañas, de bosques, de oro y de ídolos.
Nuestra jornada comenzará en el elevado corazón de la Sierra de Amerrique, cerca de Juigalpa y se desarrollará a través de los valles, ríos y lagos, hasta las playas y lagunas del mar Caribe y más allá.
Los invito a acompañarme en este viaje de aprendizaje y redención.

Reproducido de "La Mentira del Milenio", Danilo Antón, Piriguazú Ediciones
Ilustración de María Esther Francia


[i] The Earth and Man, 1973, page 282
[ii] Gran Dictionnaire Encyclopédique Larousse, Tome 1, Librairie Larousse, 1982, p.403.
[iii] P.654.
[iv] They are also called Chontales.
[v] Ref. Jaime Incer in Toponimias Indígenas de Nicaragua
[vi] Name recently identified by Jorge Espinosa.
[vii] Rand McNally Atlas, 1897.
[viii] In 1503 Columbus visited the Caribbean coast next to the San Juan river.
El petróleo es mucho más abundante de lo que se sostiene


1) Historia geológica de los hidrocarburos y su utilización económica y social
Durante largos períodos de tiempo, millones de años transcurridos, mucho antes de la aparición de la especie humana, en la superficie terrestre había numerosas surgencias de hidrocarburos, gaseosos, líquidos y viscosos. Emanaban fluidos hidrocarbonosos en las fumarolas y volcanes de barro a los que se agregaban los escapes de gases de las erupciones volcánicas y de las emisiones submarinas hipertermales.
Esto ocurrió desde el comienzo de la historia planetaria hace 4,000 millones de años. Gradualmente los hidrocarburos emitidos se incorporaron a la atmósfera, a la hidrósfera y a las capas superiores de la corteza. Se combinaron con el oxígeno y otros elementos formando CO2, agua, carbonatos y otros compuestos químicos ricos en carbono. Ese proceso continuó durante las sucesivas eras geológicas hasta épocas recientes e incluso continúa en la actualidad.
Cuando se desarrollaron las primeras sociedades humanas organizadas hace unos 10,000 años las comunidades que las componían se las ingeniaron para utilizar estas surgencias con diversos fines prácticos. Gases carbonosos y petróleos líquidos fueron usados para quemar y producir calor; las breas y bitúmenes eran útiles para cementar o impermeabilizar casas y embarcaciones. Al principio el uso de hidrocarburos era local, solamente relacionado con la presencia de afloramientos y las necesidades comunitarias. Luego se extendió a las zonas urbanas de los primeros estados. Había surgencias en diversos sitios del planeta: en la cuenca mesopotámica de los ríos Tigris y Eufrates, en Egipto, en India, en China y en otras regiones.

En los siglos XVIII y XIX, cuando se construyeron y difundieron los primeros motores, se procuraron obtener combustibles apropiados para permitir su funcionamiento. Al principio se utilizaron la leña y el carbón (vegetal y mineral) para hacer funcionar las máquinas a vapor, y más adelante, a partir de 1886, cuando comenzaron a propagarse los motores a explosión, se emplearon combustibles líquidos, fundamentalmente petróleo y derivados. Estos combustibles se impusieron pues su extracción, transporte y manipulación resultaba más sencilla. Más tarde comenzaron a utilizarse los hidrocarburos líquidos de mayor refinación, en particular gasolinas, naftas y querosenos. Progresivamente estos combustibles tomaron preeminencia frente a otras fuentes de energía minerales y orgánicas. Concomitantemente, y aprovechando su versatilidad, el petróleo crudo fue utilizado como materia prima para nuevos productos.

En la segunda mitad del siglo XX este proceso se aceleró. Se produjo un vigoroso crecimiento económico basado en la globalización del comercio internacional y en la aplicación generalizada de los derivados del petróleo para muchos propósitos. A partir del petróleo crudo se manufacturaban solventes, aceites, ceras, pinturas, neumáticos, plásticos, diversos tipos de envases, shampús, muebles, telas, vestimentas, carrocerías de automóviles y embarcaciones y una larga lista de productos análogos. Gradualmente la mayor parte de las sociedades se tornaron dependientes de la disponibilidad de hidrocarburos líquidos.

La disponibilidad de recursos hidrocarbonosos depende de muchos factores. Una condición básica es la existencia de yacimientos geológicos apropiados de donde se puedan extraer petróleo y gas natural. Sin embargo, no basta con poseer yacimientos importantes conocidos y factibles de extracción, sino que además deben ser refinados en complejas instalaciones industriales y distribuidos a nivel regional o global. Se requiere que los petróleos y gases sean transportados a los sitios de procesamiento o consumo que frecuentemente se encuentran muy distantes requiriendo el tendido de costosos y vulnerables oleoductos o gasoductos y la utilización de costosos buques petroleros o metaneros para su traslado. El procesamiento de los crudos implica disponer de refinerías apropiadas que muchos países petroleros no poseen. A ello se agrega el establecimiento y operación de las redes de distribución necesarias para llevar el combustible a las estaciones de gasolina locales. Estas redes están compuestas por oleoductos y gasoductos locales, barcazas y buques petroleros y metaneros de cabotaje, transportes ferroviarios y camiones-tanque.

2) Costos y precios

El precio del combustible al consumidor debería estar relacionado con el costo operativo del circuito de búsqueda, extracción, transporte, industrialización y comercialización de los hidrocarburos y sus subproductos derivados, pero no es así. La cotización de los hidrocarburos, en particular del petróleo, no está determinada por los costos reales de su extracción y procesamiento, sino que es muy superior. En los hechos los aumentos de precios están sobre todo vinculados a factores políticos y a las estrategias comerciales de las empresas y países petroleros.

Los precios de los barriles de petróleo experimentaron su primer fuerte suba a raíz de la constitución efectiva de la OPEP (Organización de los Países Exportadores de Petróleo) y el embargo petrolero de 1973 (como consecuencia de la Guerra de Yon Kippur entre Israel y los países árabes). Antes de 1973 el precio del barril era de U$S 3.00 y pasó a U$S 12.00 luego del embargo. Esta suba obligó a implementar restricciones y políticas de conservación en los EEUU que era el principal consumidor de crudo del mundo. Otro ascenso de precios tuvo lugar cuando estalló la guerra entre Irán e Irak en 1980. En ese momento el precio del barril subió rápidamente hasta un pico de 67 dólares para luego descender estabilizándose en U$S 20-25 (o sea el doble que antes de la guerra). Hubo un nuevo aumento durante la Primera Guerra del Golfo (invasión de Kuwait por el régimen iraquí y posterior invasión de los EEUU y aliados a Irak) cuando llegó a U$S 30 el barril. En los años posteriores el precio disminuyó a menos de U$S 20, sobre todo a raíz de los incrementos de producción decididos por OPEP. Volvió a aumentar como consecuencia de las guerras de Afganistán, y sobre todo, la Segunda Guerra del Golfo, alcanzando U$S 60 en el año 2006. Nuevas guerras y conflictos (revolución Libia, conflicto de EEUU con Irán, rebelión en Siria) ocurridos en los últimos años (2009-2012), a los que se agregó el crecimiento económico de China e India, continuaron influyendo en el ascenso de los precios que en la actualidad (2012) han sobrepasado largamente los U$S 100 dólares el barril. Como se puede observar los aumentos de precio del barril de petróleo están más vinculados a la situación político-económica internacional que a su escasez.

Sin embargo esta supuesta escasez es esgrimida como argumento para explicar el encarecimiento de los hidrocarburos. En los hechos este precio, que ya es alto por las circunstancias políticas antes enumeradas, está además sobrevaluado debido a la creencia generalizada de que las existencias de hidrocarburos están llegando a su fin. Esta creencia se basa en un paradigma polémico, el origen fósil de los hidrocarburos.

3) La teoría biogénica

En esta hipótesis genética (paradigma biogénico) el petróleo y el gas natural se formarían a partir de la acumulación de organismos (fósiles) en condiciones geoquímicas reductoras en las cuencas sedimentarias continentales y de las plataformas oceánicas. Tanto es así, que en el vocabulario común los hidrocarburos son denominados “combustibles fósiles”.

Las cuencas sedimentarias son discontinuas ocupando menos de la mitad de las superficies continentales y plataformas. El espesor de las secuencias sedimentarias que en ellas están contenidas es unos de pocos kilómetros. Consecuentemente los volúmenes sedimentarios existentes efectivos están limitados a una capa superficial muy delgada (menos de 10 km) en un planeta que tiene un radio de 6,380 km. A su vez, sólo algunas cuencas contendrían depósitos de hidrocarburos y éstos estarían exclusivamente en ciertos estratos. Basada en estas afirmaciones la teoría biogénica sostiene que las existencias de crudos y gas natural son limitadas y que su agotamiento es inminente. Debido a esta creencia se piensa que los combustibles “fósiles" deben ser catalogados como "recursos no renovables”. Los volúmenes relativamente escasos, el carácter no renovable de los depósitos y su función “imprescindible” a nivel mundial, explicarían y justificarían en gran medida el aumento constante de los precios.

4) La teoría abiótica

La teoría abiótica o abiogénica parte de un paradigma completamente diferente. Los hidrocarburos son abundantes a nivel galáctico y planetario pudiéndose deducir que en nuestro planeta también lo son. Las observaciones astronómicas obtenidas a través del estudio de las rayas de absorción luminosa en las nubes de polvo y gas de la galaxia y en los cuerpos del sistema solar (planetas, satélites, cometas, meteoritos) permitieron comprobar la abundancia de los hidrocarburos. Obviamente, estos compuestos hidrocarbonosos no se originaron a partir de organismos fósiles. La pregunta que se nos aparece es: ¿Porqué habrían de serlo en La Tierra?

La teoría abiogénica, que consideramos tiene en cuenta en forma mucho más adecuada los datos de la realidad, sostiene que el petróleo, el gas natural y las formaciones carbonosas asociadas son de origen mineral y sus existencias son prácticamente inagotables en el corto plazo.

5) Los datos de la realidad

Los conocimientos obtenidos a partir de las exploraciones espaciales recientes, con imágenes y mediciones aportadas por las sondas interplanetarias, incluyendo los datos del telescopio espacial Hubble y de los nuevos telescopios de base terrestre, permiten mirar a nuestro planeta y los procesos que en él ocurren con una óptica diferente. La información obtenida hasta el presente muestra el parentesco de los diversos cuerpos del Sistema Solar y la similitud de los procesos que les dieron origen.

De acuerdo a estos nuevos datos, tiende a confirmarse la teoría de la formación en frío y por aglomeración de planetas, planetoides y cometas. También se comprueba que el calentamiento de estos cuerpos ocurrió, a posteriori de su constitución inicial, por efecto de la contracción gravitatoria y la radioactividad de ciertos elementos. En todos ellos se ha constatado gran abundancia de carbono, generalmente bajo la forma de hidrocarburos u óxidos de carbono.

De la información disponible se deduce también que la estructura interna de los astros antedichos fue originalmente heterogénea, y que, si bien se pueden haber producido procesos de homogeneización, muchos componentes de la heterogeneidad original debe estar aún presentes en el interior de los cuerpos planetarios.

Uno de los principales procesos del dinamismo interno de estos astros parece ser la desgasificación. Ésta implica el ascenso gradual de ciertos elementos o compuestos relativamente livianos, que asumen estado gaseoso en rangos de presión y temperatura subsuperficiales y superficiales. Las principales moléculas que forman parte de las envolturas gaseosas de los planetas son de nitrógeno, de metano, de dióxido de carbono y de agua. El nitrógeno es relativamente abundante a nivel astronómico y por lo tanto al contraerse y calentarse el interior se exuda hacia el exterior formando «atmósferas nitrogenadas» en aquellos cuerpos en que la masa y gravedad son suficientes para retenerlas. Debido a su carácter químicamente estable no se combina mayormente en su ascenso o en su estancia en la atmósfera.

El carbono y sus compuestos hidrogenados, por el contrario, suelen tener un comportamiento químico mucho más activo, particularmente en presencia de algunos (tal vez todos) minerales oxigenados, como son los óxidos metálicos y los sulfatos. Las fracturas producidas en el interior de los astros planetarios por la compresión y calentamiento desparejo y por las mareas astronómicas, solares y planetarias, facilitan el ascenso.
Al combinarse con el oxígeno, el metano o CH4 (que es la molécula más común en los interiores planetarios) genera CO2, CO y H2O, dependiendo de la disponibilidad de oxígeno. Los fluidos carbonosos así formados se inyectan en las masas sólidas generando presiones laterales en las fracturas, ensanchándolas y lubricándolas. De esa forma se posibilita el movimiento de los bloques rocosos, con producción de sismos y eyecciones de gases.

Los gases emitidos pueden permanecer en la superficie de los planetas más masivos formando parte de la atmósfera (o combinados con las formaciones superficiales sólidas) o escapar de la atracción gravitacional dispersándose en el espacio interplanetario en los cuerpos más pequeños. Normalmente, en la superficie sólida de los planetas el agua se congela o transforma en vapor (rara vez permanece en estado líquido, una excepción es precisamente La Tierra), el dióxido de carbono se congela o queda en estado gaseoso, mientras que el metano puede pasar a cualquiera de los tres estados (gaseoso, líquido o sólido) dependiendo de la temperatura y la presión reinante.

En los planetas mayores del Sistema Solar, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, la atmósferas están formadas de hidrógeno, hidrocarburos (principalmente metano), nitrógeno y otras sustancias en menor cantidad. Los porcentajes de metano varían entre un mínimo de 0.1 % en Júpiter y 5% en Urano. Venus mantiene una atmósfera de gran densidad compuesta por dióxido de carbono (96.5 %) que puede interpretarse como metano oxidado, nitrógeno (2.5%) y dióxido de azufre (0.015%), con cantidades muy pequeñas de argón, monóxido de carbono y helio. Marte, que tiene una masa bastante menor que La Tierra y Venus, conserva una atmósfera de densidad relativamente baja (la presión atmósférica es 150 veces menor que la terrestre). Está compuesta sobre todo por dióxido de carbono (95.32%) que también se puede interpretar como el producto de la oxidación del metano. Hay además 0.13% de oxígeno, 0.07% de monóxido de carbono y 0.03% de vapor de agua. Un caso particular se puede observar en Titán, el mayor satélite de Saturno, que tiene una atmósfera de gran densidad. La atmósfera de Titán está compuesta por 98.4 % de nitrógeno y 1.6% de metano. En resumen, se comprueba que los gases principales de los planetas mayores son el hidrógeno y el helio, mientras que en los planetas menores y satélites mayores son el nitrógeno, el dióxido de carbono y el metano.

La atmósfera de La Tierra tiene una densidad menor a la de Venus y mayor que la de Marte. Su composición es nitrogenada (78.08% de N), con una importante proporción de oxígeno (20.95%). La presencia de dióxido de carbono (0.0360%) es escasa y el metano aparece en concentraciones muy pequeñas (aproximadamente 0.00017 %). Se considera que la mayor parte del carbono atmosférico y oceánico terrestre se ha inmobilizado bajo la forma de carbonatos. Esta composición puede ser explicada lógicamente a través de las teorías de la desgasificación planetaria, del origen mineral del petróleo y gas y de la ocurrencia de procesos de oxidación en las capas subsuperficiales de los cuerpos planetarios. Algunos autores (Thomas Gold, 1999) atribuyen al metabolismo de poblaciones hipertermobacterianas subterráneas la ocurrencia de dicho proceso.

6) Antecedentes de la hipótesis abiótica

La hipótesis abiótica, que sostiene el origen mineral de los hidrocarburos, es muy antigua. A fines del siglo XIX, Dmitri Mendeleev, padre de la química moderna, afirmaba que el petróleo y el gas eran de origen mineral y provenían de las profundidades de la tierra. En tiempos posteriores, varios geólogos rusos (particularmente Nikolai Alexandrovitch Kudryavtsev en 1951) y ucranianos (Emmanuil Chekaliuk en 1967) continuaron desarrollando la hipótesis con datos experimentales orientando las búsquedas petroleras en la Unión Soviética en ese sentido. Basada en esta hipótesis la URSS se convirtió en el primer productor mundial de hidrocarburos en la década de 1980. Recientemente, el astrofísico austriaco Thomas Gold replanteó la teoría abiótica incluyendo varios elementos innovativos desarrollando una verdadera revisión paradigmática del tema expresada en su reciente libro “La biosfera profunda y caliente”.

En base a los autores rusos y ucranianos mencionados y a los trabajos de Thomas Gold, se puede sostener que NO hay suficientes elementos científicos como para seguir afirmando a rajatablas que el petróleo y el gas son de origen fósil. Existen numerosos yacimientos de petróleo contenidos en rocas ígneas y metamórficas inexplicables con la teoría “fósil”. Los yacimientos petroleros no se agotan de acuerdo a las previsiones. Extrañamente, parecería que los reservorios se “recargan” desde las profundidades. La composición química de los hidrocarburos es contradictoria con un origen orgánico (p.ej. su elevado contenido en helio que no existe en los restos biológicos). Hay muchos otros argumentos y datos en el mismo sentido que desarrollaremos en artículos sucesivos.
7) Conclusión

Todos estos elementos tienden a mostrar que la teoría del origen “fósil” es, por lo menos, insatisfactoria. De acuerdo a la visión de los geólogos rusos y ucranianos antes mencionados y de Thomas Gold, el petróleo y el gas resultan de la desgasificación geológica del planeta que comenzó hace 3,000 millones de años y continúa en la actualidad. Los volúmenes de petróleo y gas existentes constituirían un porcentaje muy elevado de la masa del planeta, con volúmenes muchísimo mayores a los estimados actualmente (tal vez cientos o miles de veces mayores). En otras palabras, a todos los efectos de nuestra arrogante civilización humana, las existencias de petróleo y gas serían inagotables.

Esto quiere decir que el gas y el petróleo no se van a acabar (por lo menos en los próximos miles de años) y que las principales limitantes para las sociedades humanas podrían ser sus impactos ambientales en la atmósfera, pero no el agotamiento de las “reservas”. Estos impactos incluirían el aumento del dióxido de carbono (que podría dar lugar a un posible efecto invernadero, cosa que aún no está probada) y la disminución del porcentaje de oxígeno contenido en el aire (hecho mucho más grave aunque sus efectos no parecen inminentes).

Otra consecuencia de la teoría es que pueden existir acumulaciones o emanaciones petroleras y gasíferas en TODA la superficie del planeta. Por supuesto que hay zonas donde la presencia de fracturas y trampas estructurales permiten o permitieron la acumulación de grandes volúmenes de hidrocarburos y allí se encuentran los yacimientos más grandes y accesibles. Sin embargo, es dable esperar la surgencia de hidrocarburos en TODAS las zonas fracturadas de la corteza, especialmente en la periferia de las regiones montañosas, en las zonas de fallas, en los bordes continentales, y por supuesto en todas las cuencas sedimentarias que permitieron el entrampamiento de los hidrocarburos ascendentes (por ejemplo, en las cuencas del Golfo en el Medio Oriente).

8) Consecuencias prácticas de la adopción de la hipótesis abiótica

Las consecuencias de esta revisión paradigmática son inmensas. En primer lugar, las reservas efectivas de hidrocarburos se multiplicarían por un factor de 100, 1000 o aún mayor. Su explotación estaría sobre todo limitada por las posibilidades tecnológicas y económicas de su extracción. Puede haber petróleo o gas en los escudos graníticos, en los fondos basálticos de los océanos, en las zonas volcánicas y en áreas sedimentarias hasta ahora consideradas estériles. Los métodos de búsqueda y las tecnologías requeridas para la explotación deberán ser revisadas cuidadosamente. El cambio del enfoque y el desarrollo de nuevas tecnologías pueden dar lugar a un aumento importante de la producción de hidrocarburos en muchos países y lugares, y consecuentemente a una reducción de los precios. Esta posibilidad generará resistencia de las grandes corporaciones y países petroleros. Durante mucho tiempo han sido subsidiados por el resto del mundo. Este "privilegio" llegaría a su fin en el momento que se internalice social y económicamente el paradigma abiótico.

9) Las preocupaciones ambientales continúan

De todas maneras las preocupaciones ambientales que existen por el elevado consumo de hidrocarburos continuarán e incluso podrán incrementarse. Deberá estudiarse rigurosamente el impacto del incremento del CO2 atmosférico, cuyas consecuencias sobre la biósfera y temperatura global no están demostradas. Deberá tenerse en cuenta el efecto que la extracción continuada de fluidos puede tener en la estabilidad de la corteza terrestre, en particular la vulnerabilidad sísmica de las diferentes regiones del planeta. En fin, toda una nueva línea de pensamiento e investigación deberá gestarse. Este ensayo tiene como fin alertar acerca de las posibilidades, pero también de los desafíos y riesgos de la adopción de este nuevo enfoque acerca de los efectos reales y potenciales de la acción antrópica sobre la superficie del planeta, y los contraefectos que estos cambios pueden tener sobre las propias sociedades humanas.

Danilo Antón, marzo 3, 2012
dantonster@gmail.com


59829004439 o 59899344471
Una nueva y moderna red ferroviaria para el Uruguay

Estuve analizando los proyectos recientemente aprovados, relacionados con el  nuevo Ferrocarril Central en Uruguay que unirá las ciudades de Montevideo y Paso de los Toros y considero que representan un importantísimo jalón histórico que marcará un antes y un después en la vida del país.
Considerando la patética historia de los ferrocarriles uruguayos degradados y eliminados por sucesivos gobiernos sobre todo durante la década de 1990 me satisfago que por fin se emprenda una obra de esta magnitud que representará un cambio radical en el transporte de cargas y pasajeros  para la zona central del Uruguay.
También lamento que haya muchas personas que .no comprendan la necesidad que tiene el país de recuperar la red ferroviaria tanto desde el punto de vista económico como de la calidad de vida. 
Como señalaba antes, el Ferrocarril Central llegará hasta Paso de los Toros, pero ya se está avanzando en el tramo Po de los Toros- Rivera y más tarde podrá ser complementado por ramales al litoral. Esta obra servirá para transportar TODAS las cargas y recomenzar el transporte de pasajeros, a la vez que permitirá dinamizar el centro del país. 
En mi opinión, las personas que se oponen, creo que con buenas intenciones están profundamente equivocados, Necesitamos recuperar el transporte ferrroviario. Ahora estoy escribiendo desde España y en los últimos días estuve viajando en tren, recorriendo pueblos y ciudades, y pude comprender las tremendas ventajas que representa una red ferroviaria funcional y descentralizada. En conclusión considero que en Uruguay no podemos esperar mas. Por eso creo que si sabemos aprovechar la oportunidad con los nuevos trenes estaremos construyendo el Uruguay del futuro.
Adjunto un reportaje al Ing. Ruibal uno de los responsables de la obra que permitirá comprender mejor de que se trata.
https://www.youtube.com/watch?v=S0P0lZXSTNk
EEUU- Irán: ¿peligro de guerra?
¿buscando una excusa para iniciar un ataque (una guerra) contra Irán?
Desde que subió al poder, Donald Trump ha decidido abandonar el acuerdo de paz que incluyó a Irán y varias otras potencias y trata de impedir que Irán puede exportar petróleo con el fin de lograr un debilitamiento del régimen iraní e incluso su derrocamiento. En una primera instancia, sanciona a todos los países que compren petróleo iraní, con una exención (waiver) a varios estados (China, Corea del Sur, Japón, Turquía e India).  Hace unos días Donald Trump decidió terminar con el "waiver" o suspensión temporal de las sanciones a algunos países que aún compran petróleo iraní y manifestar la intención de que Irán no pueda exportar ni una gota de petróleo en el futuro. Esta decisión agrava el peligro de que Irán pueda acudir a un bloqueo o entorpecimiento del tráfico en el estrecho de Ormuz.  
Por otra parte, si de alguna forma EEUU decide obstaculizar físicamente el flujo de los petroleros provenientes de Irán a través de Ormuz, Irán ha manifestado que tampoco permitirá que los demás países del Golfo que exportan petróleo por Ormuz puedan hacerlo. Ello implicaría detener más de la mitad de todo el comercio petrolero mundial. En particular, llama la atención que EEUU ubique un portaviones a la entrada  y aún en las aguas interiores del Golfo Pérsico. El poder que ostenta a través de su portaviones (tiene 11 en todos los mares del mundo) es tan solo aparente. Los portaviones son un blanco difícil de defender frente a una andanada de misiles.  Ahora se informa que barcos petroleros de Arabia Saudita y los Emiratios han sido "saboteados". Parece una excusa pre-fabrucada para justificar una posible agresión. De todas maneras, para los EEUU no sería una buena idea atacar a Iran.
Una geografía difícil  de atacar por los EEUU
Irán tiene una superficie de 1,650,000 km2 y 84 millones de habitantes. Su capital, Teherán albera 15 millones de habitantes en su área metropolitana.
La religión predominante es el Islam, y dentro del Islam, el shiismo. Se considera que casi el 90% de la población iraní son shiitas. La versión del shiismo aceptada por la mayoría de la población y a nivel oficial es el shiismo “duocécimo” que reconoce la existencia de doce líderes (Imanes) divinamente ordenados. El último imán es Muhammad al-Mahdi que según las creencias shiitas, vive oculto, y reaparecerá, como el mahdi prometido.  El shiismo es una religión cuyas figuras legendarias son mártires: Ali (yerno de Mohammed) y sus hijos Hassan y Hussein que murieron asesinados en los siglos VII y VIII por quienes buscaban controlar la religión en sus comienzos. El Irán contemporáneo es un estado teocrático en el que no hay una separación entre el Estado y la religión. El sistema político de la república islámica se basa en la constitución de 1979.
El sistema abarca varios órganos directivos conectados intrincadamente. El líder Supremo de Irán es responsable de la delineación y de la supervisión de las políticas generales, es comandante en jefe de las fuerzas armadas y controla las operaciones de inteligencia y la seguridad de la República.  En ausencia del Líder, se nombra a un consejo de líderes religiosos. Él tiene por sí mismo, la autoridad de declarar la guerra, así como la capacidad de designar y despedir a los líderes judiciales, de las redes de radio y televisión estatales y al líder máximo del Cuerpo de Guardias de la República Islámica.  Si bien hay varias minorías religiosas (sunitas, zoroastristas, cristianos, judíos), éstas no exceden el 10% de la problación total.
Estas características religiosas y políticas dan al país homogeneidad religiosa y estructuras políticas estables que otorga ventajas al momento de desarrollar estrategias en el marco de la complejidad geopolítica del Medio Oriente.
Otros países del Oriente Medio no poseen estas características y por lo tanto presentan vulnerabilidades debido a la existencia de diferentes tendencias religiosas. Son los casos de Irak, Siria y Afganistán, países en donde ha sido difícil establecer o mantener la autoridad de los gobiernos).
Por esa razón, la intención del gobierno de los EEUU y de sus aliados regionales (Israel, Arabia Saudita) de aislar y atacar a Irán, no será una tarea fácil. Es un país extenso con una población numerosa, una historia que se remonta a varios milenios, una religión unificadora y muy abundantes recursos naturales. Además de ello las fuerzas armadas iraníes cuentan con unos 500,000 integrantes,  moderno armamento y un arsenal balístico poderoso y considerable experiencia militar, obtenida sobre todo en la guerra con Irak en la década de 1980 y últimamente a través de su participación en las guerras de Siria e Irak.
Para EEUU un intento agresivo contra Irán será mucho más difícil que lo fue en Afganistán e Irak y  terminaría en una catástrofe, tanto para el país agredido como para el agresor.. Esperemos que impere el sentido común y se vayan aminorando las tensiones hasta lograr un status saquo pacífico en el Oriente Medio.