sábado, 22 de octubre de 2016

El control de los recursos petroleros del Golfo Pérsico

Lo que está en juego en Yemen

D.Anton

El Golfo Pérsico (Árabe) produce alrededor de la mitad del petróleo que se vende en los mercados internacionales.
El estrecho de Ormuz es el único punto de salida de estas exportaciones de petróleo. El flujo diario es de aproximadamente 17-20 millones de b / d, 35% de todo el petróleo comercializado por vía marítima y 20% del total exportado globalmente.
Más del 85% de estas exportaciones de petróleo crudo fueron a los mercados asiáticos (Japón, India, Corea del Sur y China).
Por esa razón un eventual bloqueo del estrecho de Ormuz, aunque sea temporal, podría dar lugar a graves consecuencias económicas.
Aunque hay algunos oleoductos que podrían eludir Ormuz,éstas sólo pueden reemplazar parcialmente su flujo (la capacidad no utilizada de las tuberías de Arabia Saudita y los EAU es 1 millón de barriles/día que en caso de emergencia podría aumentar a 4 millones de barriles/día. Por esa razón, en un futuro próximo la mayor parte del petróleo exportado en el mundo seguirá viajando a través de Ormuz.
El estrecho de Ormuz es bastante angosto. En su punto más estrecho es de 54 km de ancho. Por esta razón, tiene una enorme importancia estratégica. Los países costeros de Ormuz son Irán, EAU y Omán. Potencialmente, Irán podría fácilmente bloquear el estrecho. La probabilidad de que esto ocurra es extremadamente baja, pero de todos modos existe.
Por otro lado, una parte importante de las exportaciones de petróleo que van a Europa Occidental pasan a través del Mar Rojo y el canal de Suez.
Las naves que entran al Mar Rojo tienen que pasar por el estrecho de Bab el Mandeb. Los países costeros de Bab el Mandeb son Yemen en la orilla asiática y Djibouti en la costa de África.
Bab el-Mandeb es un vínculo estratégico entre el océano Índico y el mar Mediterráneo. Se estima que unos 3,5-4 millones de barriles de petróleo pasan a través del estrecho cada día. Esto significa que el 10% de todo el petróleo movido por los petroleros lo atraviesa.
La anchura del estrecho es de unos 30 km desde Ras Menheli en Yemen a Ras Siyyan en Djibouti.
Al igual que Ormuz, el estrecho de Bab el Mandeb es vulnerable debido a su estrechez, y eventualmente el tránsito de buques tanques podría verse amenazado por acciones de los países costeros, en particular de Yemen, que ha demostrado una alta inestabilidad política.
En la actualidad el gobierno de Yemen está controlado por los huzíes, una organización nacionalista chiíta, que está estrechamente relacionada con el Irán chiíta.
Por lo tanto, Irán, con la alianza Huzí, podría estar, si fuera necesario, en condiciones de amenazar tanto los estrechos de Ormuz y Bab el Mandeb, y por lo tanto poner en peligro la circulación de la mayor parte de las exportaciones de petróleo del mundo.
Ni Arabia Saudita ni los Estados Unidos o el Reino Unido pueden permitir que esta situación prospere, y como resultado de ello, Arabia Saudita, un estado sunita (enemigo del Irán chiíta), ha mantenido un bombardeo constante de ciudades y objetivos yemenitas matando gente durante casi dos años ( con la ayuda de los EE.UU. y el Reino Unido).
Como se puede observar, la guerra en Yemen es también el resultado de la lucha por el control de los recursos petrolíferos de Oriente Medio. No parece que vaya a cesar en un futuro próximo.
Una vez más, la codicia de los petro-capitalistas continuará matando personas inocentes en Yemen y otras sociedades que se interpongan en su ambición.
Más info en el libro "Tierras de Pocas Lluvias y Mucha Sangre", reclamar por dantonster@gmail.com

No hay comentarios: