domingo, 31 de enero de 2016

¿Los yacimientos petrolíferos se recargan desde la profundidad? 

 De acuerdo a Thomas Gold el petróleo y el gas son prácticamente inagotables.

Cuando se explora un nuevo campo de petróleo o gas, se observa rutinariamente una caída en la presión resultante de un determinado volumen de producción. La medición de este cambio se utiliza para estimar las reservas totales de petróleo accesibles a ese pozo. Sumado al resto de explotaciones a nivel mundial, estas estimaciones de reservas sirven de base para definir las campañes de exploración de petróleo, y en cierta medida, las perspectivas económicas de los países productores y de la economía mundial en general. Sin embargo, resultó que en el transcurso de unos cuantos años, estas estimaciones son casi siempre mucho menores que la producción real.
Esta predicción errónea afecta profundamente los precios de los hidrocarburos y a través de ellos, la distribución de la riqueza entre las naciones.
De acuerdo a la teoría abiótica, si el petróleo y el gas están fluyendo hacia arriba de niveles más profundos (y por tanto de presión mayor), su ascenso no puede ser detenido por cualquier roca sello, por más competente que sea dicha roca.
No hay roca que pueda mantener un líquido que sale con una presión mayor que la ejercida por el peso de la sobrecarga. Una roca sello dará lugar a una concentración de los fluidos por debajo de ella, pero la tasa de flujo con el tiempo esa tasa se restablecerá a un valor igual a la velocidad de flujo en la fuente de profundidad. El flujo a través de una obstrucción rocosa, es por tanto, como la de un río atravesado por una presa. La presa da lugar a la formación de un lago aguas arriba, pero después que el lago se ha llenado, la velocidad de flujo se reanuda. Sobre la presa fluirá el mismo volumen de agua que había antes de la construcción del tha presa.
Si el petróleo y el gas han ascendido desde abajo, podemos esperar una serie vertical de los reservorios más profundos secuenciados debajo del campo productor. Si, ahora, el dominio superior ve su presión de fluido disminuida por la producción de petróleo y gas, entonces la diferencia de presión al otro lado de la capa-sello de baja permeabilidad aumentará automáticamente. Por lo tanto el transporte de fluido a través de esa capa se acelerará. Cuando se ha cambiado el equilibrio de presión delicada entre el rock y el líquido, la presión en el campo superior se repondrá a una velocidad que estará determinada por el flujo desde abajo,  De esa manera se puede acceder a las reservas (que pueden ser mucho mayores que las del campo superior) a las que no se ha accedido directamente.  Con el transcurso del tiempo, a un ritmo lento dada por la deformación progresiva en la roca, el patrón de presión escalonada ajustará sus niveles a la nueva situación de presión.
En otras palabras, sin perforar más profundo, podemos aprovechar las reservas más profundas que bien puede ser mucho más grandes que el depósito en producción.
El fenómeno de los depósitos de petróleo que parecen llenarse a sí mismos naturalmente está ampliamente referenciado en el  Medio Oriente y a lo largo de la Costa del Golfo de EE.UU..
Considero que estos hechos  son evidencia de la teoría abiótica de génesis de los hidrocarburos."
De  Thomas Gold, The Deep Hot Biosphere, 2001, Copernicus Books

Más información en el libro "¿Inagotables?, Petróleo y Gas Natural", D.Anton, Piriguazú Ediciones

No hay comentarios: