sábado, 10 de septiembre de 2016

1- Palestina            Serie Naciones y Estados

EL MUNDO:
Geografía, Historia y Algo Más

Capítulo 10

Danilo Antón
                                           Palestina (parte 1)
.         
Geografía de Palestina
La geografía de Palestina está compuesta por  una llanura costera relativamente angosta sobre la costa del mar Mediterráneo, una cadena montañosa alargada que se extiende norte-sur, una depresión también alargada en dirección norte-sur por donde corre el río Jordán y donde se encuentran los lagos interiores (endorreicos) denominados Mar de Galilea y Mar Muerto, y un área heterogénea árida con mesetas y zonas onduladas, valles (wadis) y llanuras intercalados o marginales. Al este de la llanura del río Jordán hay cadenas montañosas con la misma orientación N-S, que pertenecen hoy al Reino Hashemita de Jordania.   Al sur hay una zona árida con un perfil transversal topográfico similar (llanuras al oeste, montañas al centro y laderas que descienden a la depresión del Mar Muerto al este) que se denomina an-Naqab (Negev en la toponimia israelí).

La zona de montañas y llanuras centrales está compuesta de una zona norte, en Galilea, con altitudes promediales de 500 a 700 metros y una máxima altura de 1208 metros en monte Meron.  Más al sur están las colinas de Samaria que rara vez alcanzan los 800 metros continuadas por las colinas de Judea incluyendo el monte Hebrón.  Las tierras altas centrales tienen una altura promedio de unos 600 metros y están cruzadas por pequeños cursos de agua de caudal permanente en dirección oeste que desembocan en el mar Mediterráneo y otros de caudal más irregular que se dirigen al valle del Jordán y el Mar Muerto.  
Las zonas montañosas tienen áreas angostas mesetiformes irregulares con zonas montañosas asociadas en las partes altas (donde se sitúa la ciudad de Jerusalem), escarpas empinadas hacia el este y valles y rampas menos abruptas en las laderas más humedasd que miran al oeste en dirección del Mar Mediterráneo. Al sur y al este el territorio es árido con pluviosidad de 100 a 300 milímetros. El Mar Muerto que recibe las aguas del río Jordán y de algunos acuíferos y cursos de agua de su margen occidental ha tenido un déficit hídrico pronunciado desde que se cortó su conexión con el mar Mediterráneo que estaba situada en el valle de Marj Ibn Amer (valle Jezreel en la toponimia israelí). En la actualidad el Mar Muerto está a 416 metros bajo el nivel del mar (la menor altitud de las tierras emergidas) y continúa descendiendo.
La franja costera compuesta por suelos más profundos desarrolladas mayormente sobre rocas sedimentarias y aluviones posee un clima subhúmedo a semiárido que permite una agricultura con importante  productividad y donde existen varios núcleos urbanos con elevada densidad de población desde Galilea a Gaza.



Las primeras culturas agrícolas en el territorio de Palestina
                                                                            Primeras ciudades de Canaan  (Palestina)
La región que luego se llamaría Palestina formaba parte de una amplia zona en el Medio Oriente donde se desarrollaron las primeras comunidades agrícolas y sociedades  urbanas. Ya tempranamente, en lo que habitualmente se denomina “Edad del Bronce” se establecieron ciudades-estado independientes. El país era llamado Canaan y allí se experimentaron las influencias de las civilizaciones circundantes en Egipto, Mesopotamia, Fenicia, Creta y Siria. En los años 1550 a 1400 AC, ya se habían desarrollado varias ciudades cananeas que se convirtieron en vasallos del Imperio Nuevo egipcio que se mantuvo en el poder hasta 1178 AC
                                      Templo de Salomón en Jerusalem (siglo IX AC)        

Más tarde (740 AC) la región se incorporó al Imperio neoasirio, cuyo poder fue a su vez reemplazado por el Imperio neobabilónico del año 627 AC.  Según referencias bíblicas la guerra de Babilonia con Egipto culminó en el 586 AC, cuando Jerusalén fue destruida por el rey babilonio Nabucodonosor II. En ese momento los líderes locales de la región de Judea habrían sido deportados a Babilonia. En el año 539 AC, el imperio babilónico fue reemplazado por el Imperio Aqueménida. De acuerdo con la Biblia y el Cilindro de Ciro (cilindro con inscripciones cuneiformes descubierto en 1879) a la población exiliada de Judea se le permitió regresar a Jerusalén.  El sur de Palestina se convirtió en una provincia del Imperio Aqueménida, llamada Idumea que probablemente era una sociedad de tipo nabateo.(siglo IV AC).

Palestina en la antigüedad clásica
En la década de 330 AC el rey macedonio Alejandro Magno conquistó la región que pasó a formar parte de su vasto imperio. A su muerte se produjo la división de los territorios imperiales y finalmente Palestina se incorporó al Imperio Seleúcida en los años 219 AC- 200 AC. En el año 116 AC tuvo lugar una guerra civil que permitió la independencia de varias regiones entre ellas el Principado Hasmoneo en las montañas de Judea,  Los hasmoneos extendieron su autoridad sobre gran parte de Palestina creando una alianza con los pueblos vecinos.
Entre los años 73 AC y 63 AC, los romanos extendieron su influencia en la región, efectuada en el año 63 AC dividiendo el antiguo territorio hasmoneo en cinco distritos..
Supuestamente en esa época tuvo lugar la predicación de Jesús en Palestina durante tres años que culminaría en su crucifixión (posiblemente en los años 28 DC a 30 DC). Una minoría de eruditos disputa la verdad histórica de la existencia real de este profeta bíblico.
                                                                         Jerusalem durante la dominación romana
En el año 70 DC, el emperador romano Titus saqueó Jerusalén,resultando en la dispersión de judíos y cristianos.  Más tarde, en el año 132 DCE, el Emperador Adriano unió la provincia de Judea con Galilea para formar la nueva provincia de Siria-Palestina, y Jerusalén pasó a denominarse "Aelia Capitolina".
Tras la victoria del emperador cristiano Constantino comenzó la cristianización del Imperio Romano y en el 326 DC comenzó la construcción de iglesias y santuarios. Palestina se convirtió en un centro de la cristiandad, atrayendo a numerosos monjes y eruditos religiosos. En el año 614 DC, Palestina fue anexada por otra dinastía persa; los sasánidas, hasta volver a control bizantino en 628 DC.

Palestina en la Edad Media
En el año 636 DC, como resultado de la batalla de Yarmuk en que el ejército árabe islámico derrotó a las fuerzas bizantinas, Palestina se incorporó al nuevo califato. Palestina era denominada Jund Filastin dentro de la provincia de Bilad al Sham (Gran Siria).  
En el año 661 AD, con el asesinato de Ali (el cuarto califa), el gobierno del mundo islámico recayó en Muawiya I quien fue coronado en Jerusalén. En esa época (691 DC) se construyó la Cúpula de la Roca. Fue la primera gran obra monumental de la arquitectura islámica. Por varios siglos la mayoría de la población continuó siendo cristiana y lo habríja de seguir siendo hasta la conquista de Saladino en el año 1187 DC.
El gobierno musulmán omeya aparentemente tuvo poco impacto en los aspectos administrativos y sociales por varias décadas. En ese tiempo, la palabra "árabe" se refería predominantemente a las comunidades nómadas de beduinos, aunque ya se mencionan asentamientos árabes en las tierras altas de Judea y cerca de Jerusalén en el siglo V DC y ya algunas tribus se habían convertido al cristianismo.
La población local de Palestina se dedicaba a la agricultura, actividad que era consideraba degradante por los árabes (era llamada nabat, en referencia a los habitantes de habla aramea). Un hadiz (especie de decreto con base religiosa) instaba a los árabes musulmanes árabes a no instalarse en los pueblos  “porque el que permanece en los pueblos es como si permaneciera en su tumba".
                              Templo de la Roca en Jerusalem

Los omeyas, que habían impulsado un fuerte resurgimiento económico, fueron reemplazados por los abasíes en 750 DC. La ciudad de Ramla se convirtió en el centro administrativo en los siglos siguientes, mientras la ciudad de Tiberias pasó a ser un próspero foco de la erudición musulmana.  
A partir del año 878 DC, Palestina fue gobernada desde Egipto durante casi un siglo. En ese período el carácter sagrado reverencial de la ciudad de Jerusalén aumentó considerablemente, y muchos gobernantes egipcios eligieron ser enterrados allí.
Sin embargo, más tarde se desarrolló una campaña de persecución de los cristianos al aumentar la amenaza de Bizancio.
Los fatimíes, con un ejército predominantemente bereber conquistaron la región en el año 970 DC. Esa fecha marcó el inicio de un período de guerras que destruyeron Palestina, y, en particular, devastaron su población judía.  
Entre los años 1071 DC y 1073 DC, Palestina fue capturada por el Gran Imperio selyúcida turco pero luego pudo ser recapturada por los fatimíes en el año 1098 DC.
                                                                             Cruzados conquistan Jerusalem
En el año 1099 se produjo la invasión de los Cruzados que tomaron control de Jerusalén y la mayor parte de Palestina durante casi un siglo hasta que fueron derrotados por las fuerzas de Saladino en el año 1187 DC.. A partir de entonces la mayor parte de Palestina fue controlada por el Ayúbides. A pesar de ello, un estado cristiano regido por los cruzados sobrevivió en las ciudades costeras del norte durante otro siglo, pero ya entonces los cruzados no eran un peso significativo en la región. La cuarta cruzada, que no llegó a Palestina, pero que afectó el poder del  Imperio bizantino, redujo drásticamente la influencia cristiana en toda la región.    El sultanato mameluco fue creado en Egipto como un resultado indirecto de la Séptima Cruzada. El imperio mongol llegó a Palestina por primera vez en el año 1260 DC. Sus incursiones de los mongoles que fueron rechazados por el ejército mameluco.
Palestina otomana
En el año 1486 DC, comenzaron las hostilidades entre los mamelucos y el Imperio Otomano. Finalmente los otomanos conquistaron Palestina en el año 1516 DC.
Entre mediados de los siglos XVI DC y XVII DC, una estrecha alianza de tres dinastías locales, los Ridwans de Gaza, los Turabays de al-Lajjun y los Farrukhs de Naplusa, gobernaron Palestina en nombre del Gobierno Imperial Otomano.                                                                                                                             En tiempos de dominación otomana
En el siglo XVIII, el clan Zaydani, bajo el liderazgo de Zahir al-Umar, gobernaron autonómamente gran parte del país hasta que los otomanos los derrotaron en su plazas fuertes de Galilea en 1775 DC – 1776 DC.  Zahir había convertido al puerto de Acre en una potencia regional importante, en parte alimentada por el monopolio del comercio de aceite de algodón y aceite de oliva a Europa. El dominio regional de Acre se incrementó aún más bajo el sucesor de Ahmad Zahir al-Jazzar Pasha.
En 1830, en vísperas de la invasión de Muhammad Ali desde Egipto , el Imperio Otomano transfirió el control de Jerusalén y Nablus a Abdullah Pasha, el gobernador de Acre.  Este era un intento que buscaba la creación de una Palestina árabe separada de la Gran Siria (País de Sham).  Dos años más tarde, Palestina fue conquistada por Muhammad Ali, pero el dominio egipcio fue desafiado en 1834 por un levantamiento popular en todo el país contra el reclutamiento obligatorio y otras medidas impopulares. La represión consiguiente devastó muchos pueblos y ciudades de Palestina.
En 1840, Gran Bretaña intervino para reintegrar el control del Levante a los otomanos a cambio de nuevas concesiones.
La muerte de Aqil Agha marcó el último desafío local para la centralización del poder otomano en Palestina  y a partir de la década de 1860, el país vio acelerado su desarrollo económico al integrarse a las redes europeas y globales de comercio.
Los beneficiarios de este proceso fueron los musulmanes y los cristianos que surgieron como una nueva capa dentro de la élite de habla árabe.
El final del siglo XIX comenzó a producirse el comienzo de la inmigración sionista y la recuperación de la lengua y la cultura hebrea.  Este movimiento fue apoyado públicamente por Gran Bretaña durante la Primera Guerra Mundial con la Declaración  de Balfour de 1917.

El Mandato Británico y la partición
Los británicos comenzaron su Campaña del Sinaí y Palestina en 1915.  La guerra alcanzó el sur de Palestina en 1917 DC, progresando a Gaza y los alrededores de Jerusalén al fin de ese mismo  año. Luego avanzaron hacia el valle del Jordán en 1918 conquistando finalmente todo el país.
Gran Bretaña obtuvo el mandato para gobernar la región en 1922. Frente al gobierno colonial británico los palestinos no judíos se rebelaron en 1920, 1929 y 1936.
En 1947, después de la Segunda Guerra Mundial y el holocausto judío, el Gobierno británico  anunció su deseo de dar por terminado el mandato, y la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó en noviembre de 1947 la Resolución 181 recomendando la partición del país en dos estados: un estado árabe y un estado judío, así como un régimen especial Internacional para la ciudad de Jerusalén. El liderazgo judío aceptó la propuesta, pero el Alto Comité Árabe la rechazó. A partir de ese momento comenzó una guerra civil entre árabes y judíos. El Estado de Israel fue declarado en mayo de 1948.                                                                                                                                                    Palestinos evacúan sus comunidades     
Palestina después de 1948
En la guerra árabe-israelí de 1948, Israel capturó e incorporó un 26% del territorio del Mandato, A su vez Transjordania se apoderó de las regiones de Judea y Samaria que cambiaron su nombre a Ribera Occidental (“West Bank") del río Jordán, mientras que la Franja de Gaza fue capturada por Egipto.
Tras el éxodo palestino de 1948, también conocido como al-Nakba, a los 700.000 palestinos que huyeron o fueron expulsados ​​de sus hogares no se les permitió regresar según lo dispuesto por la Conferencia de Lausana de 1949.
En el curso de la Guerra de los Seis Días de junio de 1967, Israel capturó el resto del mandato palestino de Jordania y Egipto, y comenzó una política de asentamientos judíos en sus territorios. De 1987 a 1993, se llevó a cabo la Primera Intifada (rebelión) palestina contra Israel, que incluyó la Declaración del Estado de Palestina en 1988, terminando con los Acuerdos de Paz de Oslo de 1993 y la creación de la Autoridad Nacional Palestina.                       Intifada palestina
En 2000, comenzó la Segunda Intifada (también llamada al-Aqsa), e Israel construyó un muro de separación con la Ribera Occidental. Al retirarse Israel de Gaza en 2005, los colonos que estaban allí volvieron a territorio bajo control israelí, pero el gobierno israelí mantuvo el control  de numerosos aspectos del territorio, incluyendo sus fronteras, espacio aéreo y la costa. En noviembre de 2012, la situación de la delegación palestina en las Naciones Unidas se actualizó a Estado observador no miembro.

Nota: El territorio tradicional de Palestina incluye el área controlada directamente por Israel, la ribera occidental del Jordán (Estado de Palestina), la franja de Gaza y según algunos autores parte de la ribera oriental del Jordán que hoy forma parte de Jordania.

No hay comentarios: