viernes, 22 de enero de 2016

Pesadilla en el Ártico siberiano: Norilsk, la ciudad más contaminada y fría de Rusia
Los avances colonizadores en el norte de Siberia estuvieron relacionados con la expansión del estado zarista ruso a partir de principios del siglo XVII. En gran medida, este avance fue motivado por el comercio de pieles. El proceso fue seguido de migraciones colonizadoras que gradualmente fueron modificando la demografìa regional.
Los cambios se aceleraron con motivo de la construcción del ferrocarril trans-siberiano cuyo tendido comenzó en 1891 por una decisión del Zar Alejandro II y culminó en 1916 poco antes de la revolución bolchevique.

El sistema ferroviario transsiberiano permitió conocer y tener acceso a otros recursos naturales además de las pieles y la madera, en particular yacimientos de minerales metálicos, gas y petróleo. En las décadas de 1920 y 1930 el estado soviético, que había sustituido al poder zarista, promovió la ocupación de las tierras nórdicas y árticas para obtener sus riquezas minerales.
El yacimiento más importante fue descubierto en la década de 19301 en las cuencas de los ríos Ienisei y Pyasina en el extremo norte. En él se encontraron importantes volúmenes de níquel, y en menor grado de cobre, cobalto, platino y paladio. Sobre esa base económica potencial el gobierno soviético decidió establecer un complejo minero e industrial denominado Norilsk.
En los años siguientes se favoreció la inmigración a la nueva ciudad que creció considerablemente. Al mismo tiempo se construyó un puerto sobre el río Ienisei en la localidad de Dudinka distante un centenar de kilómetros del complejo minero. Dudinka recibe los minerales total o parcialmente procesados desde Norilsk para su exportación por vía fluvial y marítima al puerto de Murmansk en el noroeste de Rusia.
En menos de medio siglo, debido a la importancia económica de las actividades mineras, la ciudad de Norilsk creció hasta tener un máximo de 183,000 habitantes en 1982. Luego de ese año se produjo un estancamiento de la industria minera local y la ciudad entró en un período de decadencia demográfica que ha continuado hasta el presente. En el censo de 2005 la población había disminuido a 135,000 personas.
El sitio geográfico de Norilsk tiene un clima muy riguroso. La temperatura promedio de enero es de -33oC y el promedio anual es -10oC. Se han registrado temperaturas mínimas de -58oC. Por esa razón los ecosistemas naturales de la región están constituidos por bosques boreales de baja densidad (taiga septentrional2) y zonas de subsuelo helado (permafrost) con vegetación estival herbácea desprovista de árboles (tundra)3.
Debido a la actividad minera e industrial los ecosistemas originales de los alrededores de Norilsk sufrieron mucho desde el punto de vista ambiental. Prácticamente no hay un sólo árbol en un radio de 48 kilómetros desde las plantas y canteras. El sitio ha sido despojado de sus suelos y formaciones de superficie.
Hay grandes excavaciones a cielo abierto y lagunas de relave abarcando más de 10,000 hectáreas y el drenaje ha sido completamente modificado con profunda degradación del cercano lago Pyasino y de su emisario fluvial, el río Pyasina4. Se estima que anualmente se arrojan al aire 4 millones de toneladas de cadmio, cobre, plomo, níquel, arsénico, selenio y zinc.5 Norilsk es el principal generador de lluvia ácida de Rusia y con sus emisiones afecta un área de más de 100,000 km2.
De "Crónicas de la Peripecia Humana", Danilo Antón, .Piriguazú Ediciones.
1 La ciudad de Norilsk fue fundada en 1935, pero la explotación minera empezó cuatro años más tarde.
2 La palabra taiga proviene de un vocablo ruso que a su vez deriva del yakuto y quiere decir “todo territorio inhabitado, cubierto de bosques”.
3 Tundra deriva de una palabra finesa tunturia que quiere decir “llanura sin árboles”.
4 El río Pyasina desemboca en el mar de Kara (Ártico
5 Blacksmith Institute; World worst polluted places, 2007

No hay comentarios: