sábado, 12 de diciembre de 2015

El tabaco: Medicina o Vicio?
 D.Antón
 El tabaco es oriundo del continente americano donde crecen numerosas especies y variedades, muchas de las cuales son cultivadas desde tiempos muy remotos.
La planta fue domesticada en México como resultado de la cruza de las variedades silvestres Nicotiana silvestris y Nicotiana otophora. Luego se extendió por gran parte del Caribe en donde fue encontrada por los europeos a su llegada. Otras especies de tabaco silvestre se encuentran en el este de Norte América (Nicotiana rustica), en el oeste de ese mismo territorio continental, y en América del Sur (Nicotiana attenuata, Nicotiana trigonophylla y Nicotiana quadrivalvis).
El tabaco común es una planta de alrededor de 1 m de altura que tiene hojas gruesas y ovales y raíces auxiliares. Todos los tabacos tienen una epidermiscubierta de pequeños pelos, algunos de los cuales son glandulares y segregan un líquido viscoso. La hoja de tabaco contiene varios alcaloides de efecto psicoactivo. El principal de ellos es la nicotina, cuyo contenido varía de acuerdo a las condiciones de crecimiento, oscilando entre tenores de 2 a 4.5 %.
La planta era utilizada por casi todos los pueblos americanos, desde los naciones nativas de las zonas templadas frías de América del Norte a las culturas chaqueñas, guaraníes y charrúas en el sur de la América del Sur. Se la consumía de varias maneras, y en diferentes marcos sociales y ceremoniales. Se masticaban o ingerían las hojas, se las fumaba o se respiraba el humo, se las preparaba en infusión o se las aplicaba directamente sobre la piel.
En 1565 Benzoni describía el tabaco que se cultivaba en las islas mayores del Caribe de la siguiente manera:
En esta isla... (“La Española”)... como en algunas otras regiones de estos nuevos territorios, existen ciertos arbustos no muy grandes como si fueran cañas que producen unas hojas de forma parecida a las del nogal aunque bastante mayores que los indígenas en los lugares donde las hay aprecian muchísimo, al igua que los esclavos llevados allí por los españoles desde Etiopía. Cuando las hojas están en su punto, las regcogen, las atan en mazos y las cuelgan sobre el fuego hasta que se secan bien. Luego, cuando quieren usarlas, cogen una hoja de la espiga de su cereal y metiendo dentro una de las otras, las envuelven juntas en forma de tubo; después le prenden fuego por uno de los extremos, y teniendo el otro en la boca, aspiran de manera que el humo entra en la boca, en la garganta y en la cabeza. Soportan cuanto humo pueden tolerar, obteniendo con ello placer, y tanto se llenan con este humo cruel que llega a desmayarse.”
El uso medicinal y ceremonial

El tabaco era considerado medicina en la mayor parte de las culturas americanas nativas. Se lo empleaba como sustancia curativa, ceremonial y con fines visionarios.
Las propiedades de las diversas variedades de tabacos silvestres y tradicionales son poco conocidas. Se sabe que el tabaco es fumado por el chamán para obtener respuestas que le permiten curar a los enfermos o decidir los mejores destinos para las comunidades. Los charrúas de Uruguay fumaban tabaco antes de tomar decisiones trascendentales. Entre los m’bya guaraní, durante las ceremonias y reuniones importantes, las mujeres arrojan humo del tabaco a sus maridos e hijos para darles fuerza.
Los pueblos amazónicos, además de fumarlo y utilizar las hojas con finescurativos, ingieren las hojas enteras o molidas, con el fin de obtener experiencias visionarias. En ese sentido, su rol es muy parecido al de la ayahuasca, aunque con un efecto psicoactivo menos intenso. Hay en general acuerdo entre los chamanes nativos que el tabaco es la “hermana menor” de la ayahuasca.
La utilización medicinal del tabaco no se difundió de la misma forma que su consumo lúdico. En América el uso ritual fue gradualmente abandonado por las sociedades criollas.
En cambio, el fumado de tabaco, sobre todo el de ciertas variedades seleccionadas por sus bajos tenores nicotínicos, fue adoptado por los europeos, quienes rápidamente se transformaron en fervientes adictos. La costumbre se extendió en Europa, y luego, al resto del mundo.

El cultivo global del tabaco

El tabaco es uno de los cultivos más difundidos de la sociedad global, la producción alcanza miles de millones de quilogramos y las sumas de dinero que circulan en su comercio superan las de cualquier otro rubro agro-industrial. Si bien se puede utilizar de variadas formas, en la actualidad prácticamente todo su consumo se basa en el fumado, sobre todo bajo la forma de cigarrillos, manufacturados con hojas de tabaco molidas y armadas industrialmente utilizando papel especial, generalmente presentadas en cajillas de cartón con las marcas impresas a todo color.
También se fuma, aunque en mucho menor grado, el tabaco molido (industrial o “rayado” a mano a partir de masas sólidas de tabaco o “naco”) en pipas y en cigarrillos preparados manualmente. Las hojas pueden enrollarse y fumarse en forma de “habanos” o “toscanos”.
La difusión del tabaco se debe al carácter adictivo de los cigarrillos especialmente modificados a nivel industrial para obtener la adicción máxima.
En realidad el tabaco silvestre no es adictivo. Es imposible fumar tabaco rústico con la misma frecuencia con que se fuman los cigarrillos industriales. Por esa razón, su uso en las culturas nativas se limitó a funciones ceremoniales y curativas.
El desarrollo de los procesos individuales y sociales de adicción tuvo lugar a partir de la invasión europea del continente.
De "Pueblos, Drogas y Serpientes", Danilo Antón, Piriguazú Ediciones
Blog in English: danantongiudice.blogspot.com

No hay comentarios: