domingo, 16 de julio de 2017


El dogma acerca del supuesto origen "fósil" de los hidrocarburos.
Danilo Antón


Un paradigma que debe cambiarse
El hecho de que la mayoría de los yacimientos petrolíferos explotados se encuentren en zonas sedimentarias se debe a la creencia generalizada que sólo en ellas pueden encontrarse hidrocarburos en volúmenes aprovechables. 
A pesar que el paradigma oficial sostiene que no hay petróleo en las rocas cristalinas de los escudos, y por lo tanto no se realizan operaciones de exploración o de explotación en ellos, de todas maneras hay numerosos yacimientos conocidos que están ubicados en estas formaciones del sustrato.
En algunos casos, las propias formaciones cristalinas aflorantes o casi aflorantes fueron perforadas directamente para obtener los hidrocarburos, y en otros algunas perforaciones en zonas petroleras profundizaron sus pozos hasta alcanzar el basamento encontrando importantes volúmenes de petróleo y/o gas conbuena productividad.
Los principales yacimientos petrolíferos y gasíferos en formaciones cristalinas en explotación se encuentran en territorios de la ex-Unión Soviética, fundamentalmente en Ucrania, en Rusia (Siberia) y en las repúblicas del Caspio (Azerbaiján).
La ubicación, perforación y explotación de estas ocurrencias de hidrocarburos se debe a que en Rusia, Ucrania y la Unión Soviética (cuando ésta existía todavía) había y hay una corriente del pensamiento geológico que sostiene que el petróleo es de origen mineral y proviene de las profundidades del planeta.

Basados en esa convicción, las autoridades de estos países organizaron campañas de exploración y perforación en zonas cristalinas poniendo en producción numerosos yacimientos.
Mientras tanto, en los países occidentales, al existir la creencia de que el petróleo es sólo de origen biogénico y por tanto sedimentario, no se implementaron planes de prospección  y de explotación de las áreas cristalinas por considerarlas improductivas.
En 1997 se realizó una conferencia en Kazán (Tatarstán, Rusia)   sobre los yacimientos petrolíferos en  granito. En esa reunión se mencionaron yacimientos petrolíferos productivos en áreas cristalinas localizadas en  Chibuiuskoye, Verkhneschutinskoye, Zelenetsky, Chernorechensky, Lekkembsky y Timansky en Rusia y en los flancos de la cuenca del Dniéper-Donets en Ucrania1. 
En el caso del Dnieper- Donetz se descubrieron y desarrollaron en basamento cristalino 12 campos con potenciales de unas 219 millones de toneladas métricas de equivalente en petróleo. El área potencialmente productiva tiene una superficie de 30-35 km por 400 km y las rocas productoras incluyen granitos, anfibolitas y esquistos pre-cámbricos 2
Un pozo en Novoyelkhovskaya, Tatarstán penetró en el basamento cristalino 1845 metros y encontró importantes volúmenes de hidrocarburos por debajo de los 4500 metros.
El campo petrolífero Shaim, de Siberia Oriental, ubicado en la vertiente oriental de los Montes Urales, tiene varios pozos productivos en rocas del basamento fracturadas (aunque la zona principal de producción está en formaciones sedimentarias).
En el campo Kazajstán-Oimasha (República de Kazajstán) hay un pozo que extrae 1382 barriles por día en granito fracturado y alterado a una profundidad de 3,720- 3,752 metros.3 
En Siberia Oriental se han descubierto importantes yacimientos en dolomitas muy antiguas (1,650- 650 millones de años)  constituyendo las  formaciones sedimentarias productivas más antiguas conocidas de esas dimensiones. En ese lugar no existen capas sedimentarias de origen biológico que puedan ser consideradas rocas madre del yacimiento. La hipótesis de la ascensión de los hidrocarburos desde las profundidades y su entrampamiento en las estructuras dolomíticas es la teoría más plausible.
El yacimiento petrolífero de White Tiger  que se encuentra off-shore en Vietnam es otro ejemplo de un campo petrolero en rocas cristalinas. Es una ocurrencia petrolífera y gasífera completamente incluida en formaciones graníticas. Si bien algunos geólogos piensan que podría haber alguna migración lateral desde zonas productoras biogénicas, esta aserción no se basa aún en ninguna prueba.
Nuevamente, en este caso, podemos pensar que lo más probable es que los hidrocarburos provengan de fuentes profundas, como en las situaciones mencionadas anteriormente
En ese lugar no existen capas sedimentarias de origen biológico que puedan ser consideradas rocas madre del yacimiento. La hipótesis de la ascensión de los hidrocarburos desde las profundidades y su entrampamiento en las estructuras dolomíticas es la teoría más plausible.

No hay comentarios: