jueves, 25 de febrero de 2016

La absurda guerra de las drogas se originó en los EEUU

Como se llegó a la guerra de las sociedades humanas contra sí mismas

Theodore Roosevelt designó al Dr. Hamilton Wright (1908) como el primer Comisionado del Opio de los Estados Unidos en 1908.
En 1909, Wright asistió a la Comisión Internacional del Opio en Shanghai como los delegados americanos. Fue acompañado por Charles Henry Brent, el Obispo Episcopal
El 12 de marzo de 1911, el Dr. Wright manifestó en un artículo del New York Times: "El opio, es la droga más perniciosa conocida por la humanidad, está rodeado, en este país, con muchas menos garantías que cualquier otra nación en Europa ".
Wright afirmó además que "se ha afirmado con autoridad que la cocaína es a menudo el incentivo directo para el delito de violación de los negros del Sur y otras partes del país", aunque no se menciona específicamente las que las autoridades habían declarado que, e hizo no proporciona ninguna prueba de su afirmación.
Wright también afirmó que "una de los más desafortunadas fases de fumar opio en este país es el gran número de mujeres que se han involucrado y vivían como concubinas o cohabitando con chinos en los barrios chinos de nuestras diferentes ciudades ".
La culminación del proceso represivo fue la legislación Harrison Antinarcóticos (1914) que consistió en tres proyectos de la Cámara EE.UU. imponiendo restricciones a la disponibilidad y el consumo de la droga psicoactiva de opio.
Los redactores se basaban en los temores de que había "negros drogados, maniáticos sexuales” y hacían referencias a los negros bajo la influencia de drogas asesinando blancos, mexicanos degenerados fumando marihuana, y "chinos" seduciendo a las mujeres blancas con las drogas. [19] [20] el Dr. Hamilton Wright, declaró en una audiencia de la Ley Harrison “las drogas hacen los negros incontrolables, les dieron poderes sobrehumanos y les provocaron a rebelarse contra la autoridad blanca." El Dr. Christopher Koch, de la Junta de Farmacia del Estado de Pensilvania declaró que "La mayoría de los ataques a las mujeres blancas del sur son el resultado directo de un negros enloquecidos por la cocaína". [6]
Antes de que la ley fuera aprobada, el 8 de febrero de 1914, The New York Times publicó un artículo de Edward Huntington Williams titulado "Demonios negros drogados con cocaína'" y luego dijo "son la nueva amenaza en el Sur: El asesinato y la locura son cada vez mayores entre los negros de clase baja negros" también informó que en el Sur los alguaciles habían aumentado el calibre de sus armas a .32 a .38 para derribar los negros bajo el efecto de la cocaína.
A pesar de la extrema racialización de la cuestión que tuvo lugar en la previa de la aprobación de la Ley, la investigación contemporánea sobre el tema indica que los estadounidenses negros consumían cocaína y opio a tasas mucho más bajas que los americanos blancos.
Tiempo después, el 17 de enero de 1920 se aprobaría la Enmienda XVIII a la Constitución de los Estados Unidos que instauraba “la Lay Seca” donde se prohibía el alcohol, hasta que debido a su estruendoso fracaso creando “mafias” y organizaciones delictivas fue derogada el 5 de diciembre de 1933.
En 1937 se prohibiría la marihuana a través de la Marihuana Tax Act y años más tarde se ejercería presión a nivel internacional hasta obligar al resto del mundo a embarcarse en una cruzada prohibicionista absurda y cruel que ha causado y sigue causando millones de víctimas desde hace varias décadas.


No hay comentarios: